viernes, agosto 09, 2019

Pablo Seguí / De "Noción de ritmo"












En fin, las horas...

Palabras inconexas; manoseado
camino artificial.
(Pachelbel no insinúa: suena, y siempre,
ese círculo, acordes
que logran ahondar). Palabras brujas,
delirios a dos manos,
y manos o muñones. La retórica:
sarna de refregarse
contra piedras gastadas. Como ser
un juguete mellado,
tirado en algún río: la costumbre
ahoga los reflejos.

[s/t]

He escrito ciego, nuevamente. El vórtice
de otro ciclón que pasa. Devaneos
el disponer palabras como almíbar
que no respira, que se espesa. Ajeno,
traza el reloj de arena en la espiral
el año nuevo: huellas desprovistas
ya de interés. El sol, tras la cortina.


Collige, virgo, rosae

Luna creciente: tiempo de mirar
cómo cruza tu firma
horas en que el reclamo
insostenible muere cuando cierro
estos áridos ojos.

   Y crecerás, manchada,
y nuevamente escaparás. Agrego
otra pobre moneda
a la fuente, que ahoga
cualquier reflejo asible: demorados.

Pablo Seguí (Córdoba, Argentina, 1973)

Noción de ritmo,
Barnacle,
Buenos Aires, 2019









Ref.:
Barnacle
El Poeta Ocasional
Poetas Argentinos
Analecta Literaria
La Voz
Sólo Tempestad
Revista de Letras
Otra Iglesia Es Imposible

Foto: Facebook

No hay comentarios.: