sábado, junio 23, 2018

Eleonora Requena / De "Nido de tordo"
















Escritos de la siniestra

Ese estar sujeta a leves hilos, ese decidir cortarlos.
Esther se sabe en suspenso cuando deja pendiente
alguna letra sin decir, ya lo sabe, debe regresar,
esta vez por los atajos que conoce, las trochas
empinadas y luego entrar por la puerta de servicio,
tomar un vaso de agua, demorarse
fisgoneando en la despensa y seguir hacia las
habitaciones solitarias del poema.

Una rosa

no es una rosa
si la tomo por el tallo
y en descenso
sobre el vientre
la giro
como a una sombrilla
en el ombligo
y luego
la hago risas
trizas
sobre las pestañas
de su sexo


Trepo

sobre brasas  sobre almendras  sobre conchas rotas
sobre un nido de rapaces
sobre el hielo —pero a ciegas—
como un muérdago feroz sobre tu piel de oveja
cuando brego sobre lo que eres  dentro y fuera
brotan aguijones  sólo hay pálpitos agudos  fresas respingadas
sanguijuelas  salto de la proa a un mar de tiburones
nunca sé si acierto
si demoro  si consiento  si aletargo  si te muerdo
bogo en las arenas movedizas  nunca estuve antes
donde siempre he estado
y si avanzo o retrocedo se me quiebran cáscaras de huevos
estoy en el terreno virgen de mi desmemoria
haciéndose su traje con tu cuerpo

Eleonora Requena (Caracas, 1968), Nido de tordo, Kalathos, Caracas, 2015, Letralia

Ref.:
Sala de Espera
Informe21
Tinta China

1 comentario:

  1. Un abrazo, mi querida Eleonora. Qué orgullo que ya aparezcas en esta web de prestigio internacional. Màs que merecido. Van mis recuerdos.

    ResponderEliminar