lunes, junio 25, 2018

Edna St. Vincent Millay / Primavera




















¿Con qué propósito, abril, has regresado de nuevo?
La belleza no basta.
Ya no puedes tranquilizarme con el rojo
De las pequeñas hojas que se abren con obstinación.
Sé lo que sé.
El sol calienta mi cuello mientras contemplo
Las rosas del azafrán.
Es bueno el olor de la tierra.
Está claro que la muerte no existe.
Pero ¿qué importa eso?
No sólo bajo tierra los gusanos comen
El cerebro de los hombres.
La vida en sí misma
No es nada,
Una copa vacía, un tramo de escaleras sin alfombra.
No basta con que todos los años, bajando esta colina,
Abril
Venga como un idiota, balbuceando y arrojando flores.

Edna St. Vincente Millay (Rockland, Estados Unidos, 1892 - Austerlitz, Nueva York, Estados Unidos, 1950), Second April, Harper and Brothers, Nueva York, 1921
Versión de Jonio González

Foto: Der Tagesspiegel/Bibioteca del Congreso de los Estados Unidos

Ref.:
Edna St. Vincent Millay Society
Poetry Foundation
El Nacional
Oculta Lit

SPRING
  
To what purpose, April, do you return again? 
Beauty is not enough. 
You can no longer quiet me with the redness 
Of little leaves opening stickily. 
I know what I know. 
The sun is hot on my neck as I observe 
The spikes of the crocus. 
The smell of the earth is good. 
It is apparent that there is no death. 
But what does that signify? 
Not only under ground are the brains of men 
Eaten by maggots. 
Life in itself 
Is nothing, 
An empty cup, a flight of uncarpeted stairs. 
It is not enough that yearly, down this hill, 
April 
Comes like an idiot, babbling and strewing flowers.

1 comentario:

  1. La vida y la muerte, y en medio el mes de abril, el otoño se abre con sus hojas anaranjadas... la vida fugaz, el tiempo que pasa...¡Y, qué importa lo que deviene, si para todos es el mismo final! Bello poema, bien trabajada las imágenes de "desesperanzas"...

    ResponderEliminar