miércoles, octubre 16, 2019

Mark Strand / De "Puerto oscuro. Un poema"













VII

Ah, podés burlarte de los esplendores de la luna,
pero ¿qué sería del corazón humano si deseara
sólo oscuridad, si no deseara nada en la tierra
salvo la tinta del mar o la sombra negra de la roca?
Lanzarte, en medio de una noche de verano, al vacío
plateado del aire y observar los campos pálidos
descansando bajo la mirada hosca de la luna,
y permanecer en las profundidades de tu visión y preguntarte
cómo en esta blancura lo que amás es pena
pasada, y cómo en el largo valle de tu mirada
crece la esperanza, y ahí, bajo el fuego
distante de las estrellas, apenas perceptible,
sentirte despertar al cambio, como si tu cambio
fuera inmenso y contara en la nostalgia de los cielos.
Y sin embargo todo lo que querés es salir de la sombra
de vos mismo, hasta la fría llama de la noche de verano,
cuando la luna brilla y la tierra misma
está cubierta y silenciosa en las rocas de su sueño.

Mark Strand (Summerside, Prince Eduard Island, Canadá, 1934-Brooklyn, Nueva York, Estados Unidos, 2014)
Traducción de Adalber Salas Hernández

Puerto oscuro. Un poema
[Dark Harbor. A Poem, Alfred A. Knopf, 1993],
Zindo & Gafuri,
Buenos Aires, 2019









Ref.:
Zindo & Gafuri
Buenos Aires Poetry
La Razón
Jámpster
Poéticas
Otra Iglesia Es Imposible
Paris Review
Best Poems
The Poetry Archive (audio)

Foto: Carolyn Contino/BEI/REX/THE GUARDIAN

No hay comentarios.:

Publicar un comentario