lunes, octubre 01, 2018

Carina Sedevich / De "Lejanas bengalas estallan"















Pobres seres de barro que se parte

3

Un hombre limpia cada día
el excremento de los tordos.
Su tarea es infinita.
Más allá,
en la vereda de la escuela,
viejos chicles desechados
forman negrísimos mandalas
y otros dos hombres
no hacen nada.

4

Es tarde.
El viento corre alto.
Un benteveo calla sobre un cable.
Una paloma en la rama de un sauce.
Dos viejos sosteniéndose uno al otro.
Para los que andamos en el parque
todos los días, bajo el cielo de cal,
cualquier momento
podría ser el fin.
Nos sonreímos.

5

Ruidos confusos de una fiesta en la calle.
Mi corazón está en calma: todo acaba.
Los días de calor, las borracheras,
la incomodidad de las mudanzas.
El viento gira y el perfume de enero
gira también. En cuanto me recueste
la gata se echará en silencio. Se cerrará
la noche, como las flores de las enredaderas.

Carina Sedevich (Santa Fe, Argentina, 1972)

Lejanas bengalas estallan,
Ediciones del Dock,
Buenos Aires, 2018










Ref.:
Indie Hoy
Triplov
Letralia
La Raíz Invertida

Foto: FB

2 comentarios: