domingo, agosto 26, 2018

Manuel Bandeira / Dos poemas















La realidad y la imagen

El rascacielos sube en el aire puro lavado por la lluvia
y baja reflejado en el charco barroso del patio.
Entre la realidad y la imagen, en la tierra seca que las separa,
cuatro palomas pasan.


Excusa

Eurico Alves, poeta bahiano,
salpicado de rocío, leche cruda y tierna mierda de cabrito,
lo siento mucho, pero no puedo ir a la Feria de Santa Ana.

Soy poeta de la ciudad
Mis pulmones se volvieron máquinas inhumanas
y aprendieron a respirar el gas carbónico de las salas de cine.
Como el pan que el diablo amasó.
Bebo leche de lata.
Hablo con A., que es ladrón.
Estrecho la mano de B., que es asesino.
Hace años que no veo salir el sol, que no lavo los ojos en
los colores de la madrugada.

Eurico Alves, poeta bahiano,
no soy digno de respirar el aire puro de los corrales del campo.

Manuel Bandeira (Recife, Brasil, 1886 -Río de Janeiro, Brasil, 1968), Antología, Arquitrave Editores, Colombia, edición digital sin fecha
Traducción de Umberto Cobo
Envío de Jonio González

Ref.:
Poemas del Alma
El Poder de la Palabra
Toda Matéria
Eldígoras
Crear en Salamanca
Bula Revista

No hay comentarios.:

Publicar un comentario