sábado, agosto 18, 2018

Idea Vilariño / No hay por qué





















No hay por qué odiar los tangos
ni el mar
ni las hormigas
no hay por qué abominar de la sonrisa
del sol
de los mandados
de los torpes cuidados de los hombres
no hay por qué estar asqueado de los diarios
de los informativos de la radio
de las concentraciones.
O hay por qué.
Hay.
Si habrá.
Vaya si habrá.
Sí. Pero.
Pero no hay qué.
Supongo.

Idea Vilariño (Montevideo, 1920-2009), Pobre mundo, Ediciones de la Banda Oriental, Montevideo, 1966
Envío de Jonio González

Ref.:
La Nación
El País
ABC
Literal
A Media Voz
HebdoLatino
Eterna Cadencia

Foto: El País

1 comentario:

  1. Una poeta de palabra transparente, simple y honda, que mira desde lejos y nombra lo cercano. Siempre la quise.

    ResponderEliminar