lunes, agosto 25, 2008

Ya no


Ya no

Ya no será
ya no
no viviremos juntos
no criaré a tu hijo
no coseré tu ropa
no te tendré de noche
no te besaré al irme
nunca sabrás quién fui
por qué me amaron otros.
No llegaré a saber
por qué ni cómo nunca
ni si era de verdad
lo que dijiste que era
ni quién fuiste
ni qué fui para ti
ni como hubiera sido
vivir juntos
querernos
esperarnos
estar.
Ya no soy más que yo
para siempre y tú
ya no serás para mí
más que tú. Ya no estás
en un día futuro
no sabré dónde vives
con quién
ni si te acuerdas.
No me abrazarás nunca
como esa noche
nunca.
No volveré a tocarte.
No te veré morir.

Idea Vilariño (Montevideo, 1920), Poemas de amor, Schapire Editor, Buenos Aires, 1972.

Foto: La República, Montevideo, abril 2006

6 comentarios:

  1. los poemas de vilariño llevaron nombre y apellido, al menos, una parte de ellos. su historia se resume injustamente en:
    «ayúdame a entender el modo como nos queremos»(onetti)vs. «nunca sabrás quién fui»(vilariño).

    ResponderEliminar
  2. Otro no; éste de Juana Bignozzi:

    "Sólo mata el engaño"


    Consagré y consagraron mi vida

    a tareas que se cumplirán sin mí



    no veré morir a mi madre

    no conoceré el delirio por un hombre

    no viviré en la revolución

    ResponderEliminar
  3. Corte y pegue. Armo poema con los nueve primeros versos y el último.Lo del medio me parece un enjambre de pronombres olvidable.
    saludos
    Carolina

    ResponderEliminar
  4. Una actitud bien Argentina. hay, obviamente, 151 poemas argentinos y otro tantos, de habla inglesa y francesa, magníficos...pero acá enfrente, señor Aulicino hay un país con más que estas dos señoras poetas.
    no es novedad que siempre tuvieron la vista más allá de los océanos.

    laura

    ResponderEliminar
  5. Laura: lamentablemente, no conocemos aquí lo suficiente de lo que está al lado. Son problemas de nuestra industria editorial que conocemos muy bien. Le ruego que no tome este blog como respresentativo de la mirada de los argentinos. Sólo refleja la mirada, limitada en ciertas zonas, y también predispuesta a otras, de un argentino.
    Gracias por su observación

    ResponderEliminar