viernes, agosto 18, 2017

Yaso Saijo, Ozaki Hoya, Ichiro Ando / Tres poemas




Alguien

Alguien pasa por mi ventana
diciendo: "está oscuro, está oscuro".

Extraño: la luz sigue afuera
y hay luces en todas las casas.

Mas, alguien cruzó mi ventana
diciendo: "está oscuro, está oscuro".

Yaso Saijo [1892-1970]


*
Y, cuando toso,
resulta, nuevamente,
que sigo solo.

Ozaki Hoya [1885-1923]



Una rosa

Hay un horizonte que tiembla
en una rosa.

Hay una curva de fuego artificial
en una rosa.

Hay el zumbido de propulsión a chorro
en una rosa.

Hay un mapa horroroso de sueño
en una rosa.

Hay el brazo caído de un traje
en una rosa.

Y no hay ninguna rosa
en una rosa.

Ichiro Ando [1907-1972]


"Un siglo de poesía japonesa", Xul. Signo Nuevo y viejo. Revista de Poesía, N° 1, 1 de octubre de 1980
Introducción de Guillermo Boido
Versiones de Alfonso Barrera

Fuente: Alfonso Barrera (Ambato, Ecuador, 1929-Quito, 2013), La occidentalización de la poesia japonesa, Casa de la Cultura Ecuatoriana, Quito, 1970

Ilustración: Dibujo de Rafael Bueno, Xul, N° 1 p. 20

Ref.:
Xul (online)
El Telégrafo

1 comentario:

  1. POSICION 30

    Mi pesado, mi pesado cuerpo
    muestra sus fibras de aflicción
    como un enorme pedazo de carne colgado de un garfio

    En mi pesada, mi pesada cabeza
    hay una flor de plomo
    que no se encoge ni se marchita

    Sobre mi pesada, mi pesada ira,
    sobre el mar, al atardecer,
    el negro brazo de una grúa se desploma

    Entre mi pesado, mi pesado sueño
    y las grietas de un edificio en ruinas
    un grillo está cantando

    Oh! mi pesada, mi pesada scmiembriaguez,
    mi pesada, mi pesada fiebre

    — Ichiro Ando

    ResponderEliminar