jueves, agosto 24, 2017

Marcelo Díaz / Monólogo del cangrejero de Chūō-ku














Varía la imagen de los barcos
armados
con piezas de contenedores
desde aquí
del tamaño de una abeja
a pesar de
la lluvia intensa
percibidos
como si estuvieran entre llamas.
¿Ves la señal?
La bengala
perdiéndose entre las olas
la frescura del viento
del mar
y este silencio temprano.
Una luz en el día
es lo más paradójico que existe
como decir: somos parte
de una misma
gota de agua en el agua.
Cada pescador que desaparece
regresa en forma
de cometa
así que pide un deseo,
no importa si la bengala es real
el remanente
de este instante será una oración
si sueltas un cangrejo
buscará regresar a su cueva
sin ir más lejos esta mañana
uno se sujetó a mí
la vida entera concentrada
en una mano ciega.
¿Habrá un dios terrible
acompañando
como en una procesión
el dolor
destinado a salvar
cada miembro de su especie?
¿de dónde habrán salido?
¿del propio olvido?
¿de las cosas
que esperamos
sucedan y no suceden?
¿ves la bengala
–ahora– cuando se corona la imagen
incendiándose?

Marcelo Díaz (Villa Mercedes, Argentina, 1981)

Los cuadernos de Mishima,
Deshielo,
Buenos Aires, 2017

Foto: Marcelo Díaz en FB






No hay comentarios.:

Publicar un comentario