martes, mayo 15, 2018

Javier Galarza / De "Für Alina"















El tono del eclipse

El tono del eclipse llena el mundo
de sombras, forma de Alina
recortada contra las paredes.
El sol y la luna devorados
por las bestias que antaño
aterraban a nuestros ancestros.
Alunada, Alina me pide
que la desconozca.
La gente está en las plazas
y en los techos
Querida Alina, no hemos dejado
de mirar las estrellas con nostalgia,
donde la vida o la muerte
podrían ser un efecto
de luz.


La transacción

Las vírgenes de los andenes
fueron testigos de la transacción.
Unas dosis entre el jean y la ropa interior.
Alina se derrama contra los azulejos del baño.
El tren de la madrugada arranca
y mi dealer bordea la estación.
«Busca y encontrarás.
Golpea y te será abierto».
Voy a pegar con la foto de mi nena.
Su estampa me protege en los barrios duros.
En este borde, amigos hermosos
me refugian en sus casas,
con comida caliente y revistas pornográficas.
Alina escupe las manos de los policías y dice:
«Entre las letras soy la a,
la dualidad entre los compuestos,
Ushana entre los poetas».
Sobre estas piedras edifico el templo.
Su palabra es profecía.

Javier Galarza (Buenos Aires, 1968)

Für Alina,
Ediciones en Danza,
Buenos Aires, 2018









Ref.:
Vallejo & Co
Sur y Sur
Las Garzas Poéticas

1 comentario:

  1. Me ha gustado la vida que hay en laqs palabras
    vida propia del que escribe
    saludos desde Miami

    ResponderEliminar