viernes, mayo 04, 2018

Alberto Cisnero / De "Las casas"















25-

ese ruido y furia nada significa. mañana
mi canto contendrá mayor turbidez,
pero aún está por venir la aurora. digan
sus oraciones, chicos, recurriendo al menor
número posible de glosa, acápite o bastardilla.
a lo largo del camino encontrarán cortesía
y apoyo. la interpretación siempre adviene
al final del cuento. y no pertenece
a una finalidad inmediata del lenguaje.


42-

sería lindo escucharte decir con elocuente
simplicidad: recuerdo cómo era el mundo.
o cualquier apelación que despierte mi recuerdo,
mi cráneo descubierto, mi amor por los animales,
la vida al aire libre y la trashumancia. valdría
siempre más que el escaso bien aquí practicado.
la especie se extingue, cruz, junto
con las condiciones que la produjeron.
nos leerán por ocasional pasatiempo,
buscando una tragedia con final feliz,
asociada a claros de lunas y aves canoras.

Alberto Cisnero (La Matanza, Argentina, 1975)

Las casas,
Barnacle,
Buenos Aires, 2018

Ref.:
Op. Cit.
Transtierros
El Poeta Ocasional
Jámpster

No hay comentarios.:

Publicar un comentario