lunes, julio 02, 2018

Henri Michaux / Dos poemas















Madimba y el león

Madimba cose, sentada.
Llega un León.
Madimba piensa: Estoy muerta, y el alma de Madimba
   se va, dejando sus miembros tiesos.
El León piensa: Está muerta; y se va.
Después el alma de Madimba regresa.
Madimba se sacude y dice:
"Los hombres son presumidos: No es terrible, el león."
Y resulta que el León regresa.
Ella grita: "¡Vete, gran gato pelirrojo!".
El León piensa: Todavía está buena para comérsela; y se
   la lleva.

[Fábula de los orígenes, 1923]


Colección

lago oculto
focas anhidras
nalgas de mica
el confesionario emplomado
vírgenes enredadas en ropa de cama
un águila alquilada por temporada
una urraca limpiadora de adoquines
las lagartijas sepultadas en un relámpago sin límite
el gusano que abunda en el sentido del negro de marfil
el moco fiel en la nariz
el asma que vive en las cajas de escalera
araña, mujercita sucia en tu plato de esparto
los huesos apilados hay que rehacerlos
la bañera de la Reina se ofrecía al mejor postor
afuera la gallina a la cacerola y ahora dejen que entre mi gente

[Los que fui, 1927]

Henri Michaux (Namur, Bélgica, 1899-París, 1984)


Los que fui, precedido de Los sueños y la Pierna,
Fábula de los Orígenes y otros textos,
Paradiso, Buenos Aires, 2018
Traducción de Ariel Dilon









Ref.:
Zoopat
La Vanguardia
Círculo de las Bellas Artes de Madrid
La Nación
Télam

No hay comentarios.:

Publicar un comentario