lunes, noviembre 13, 2017

Sylvia Plath / Medusa
















Guardas tu espantosa cabeza de bola de dios,
cristales de misericordia,
lejos de ese mirador con piedras que tapan la boca,
los ojos cercados por palillos blancos,
oídos que escuchan las incoherencias del mar,

tus títeres
lanzan sus células bestiales a la sombra de mi barcaza
empujando como lémures,
estigma rojo en el centro mismo,
cabalgando la desgarrada marea al lugar de partida más cercano,

arrastrando su pelo de Jesús.
¿Escapé? Me pregunto.
Mi mente va hacia ti,
viejo ombligo repleto de percebes, cable atlántico,
manteniéndose, pareciera, en estado de milagrosa reparación.

En todo caso, siempre estás allí,
respiración trémula al final de mi línea,
curva de agua que mana
hasta mi buscador de agua,
deslumbrante y agradecida,
conmovedora y absorbente.

Yo no te llamé.
No te llamé para nada.
Así y todo, así y todo, viniste echando humo
por el mar, gorda y roja, una placenta

que paraliza a los amantes complacidos.
Luz de cobra
que sofoca el aliento de las membranas de sangre
de las fucsias. Yo no podía respirar
muerta y sin un peso,

sobreexpuesta, como una radiografía.
¿Quién te crees que eres?
¿Una hostia? ¿La virgen María?
No probaré ni un bocado de tu cuerpo.
Botella en la que vivo.

Vaticano siniestro.
Estoy harta de la sal caliente.
Verdes como eunucos, tus deseos
chiflan por mis pecados.
¡Fuera, fuera, tentáculo de anguila!

No hay nada entre nosotras.

                                               16 de octubre, 1962

Sylvia Plath (Boston, Estados Unidos, 1932-Londres, 1963) “Ariel”, 1965, Collected Poems, HarperCollins Publishers, 1992
Versión ã Silvia Camerotto

Ref.:
The Telegraph
Revista Ñ
Poets Org

Foto: Sylvia Plath Rollie McKenna/Poets Org


Medusa

Off that landspit of stony mouth-plugs,
Eyes rolled by white sticks,
Ears cupping the sea's incoherences,
You house your unnerving head-God-ball,
Lens of mercies,

Your stooges
Plying their wild cells in my keel's shadow,
Pushing by like hearts,
Red stigmata at the very center,
Riding the rip tide to the nearest point of departure,

Dragging their Jesus hair.
Did I escape, I wonder?
My mind winds to you
Old barnacled umbilicus, Atlantic cable,
Keeping itself, it seems, in a state of miraculous repair.

In any case, you are always there,
Tremulous breath at the end of my line,
Curve of water upleaping
To my water rod, dazzling and grateful,
Touching and sucking.

I didn't call you.
I didn't call you at all.
Nevertheless, nevertheless
You steamed to me over the sea,
Fat and red, a placenta

Paralysing the kicking lovers.
Cobra light
Squeezing the breath from blood bells
Of the fuscia. I could draw no breath,
Dead and moneyless,

Overexposed, like an X-ray.
Who do you think you are?
A Communion wafer? Blubbery Mary?
I shall take no bite of your body,
Bottle in which I live,

Ghastly Vatican.
I am sick to death of hot salt.
Green as eunuchs, your wishes
Hiss at my sins.
Off, off, eely tentacle!

There is nothing between us.

ã HarperCollins


4 comentarios:

  1. "estigma rojo" no traduce el sentido de la llega; "stigmata" va más allá del estigma...

    ResponderEliminar
  2. hola, luciano. stigmata es el plural de stigma (mark of shame, or marks resembling the wounds of the crucified body of Jesus). la inclusión de terminología cristiana en este poema es un paralelo con el significante 'madre' y todo lo que esto representa en plath. ¿se te ocurre algún otro término para reemplazar 'estigma'? acepto tus sugerencias, desde ya. cuatro ojos ven mucho más que dos. y desde ya, mil gracias!!

    ResponderEliminar
  3. Hola Silvia. Antes que nada, no estoy en desacuerdo con tu traducción, solo que que cada vez que me topo con esta palabra, -en diferentes lenguas, siempre muy parecida entre sí al respetar la etimología- me atrapa el problema de la significación física que para mí "exige" la palabra, entendida como llaga carnal, no moral, abstracta. Su vinculación con el folklore religioso es el tema. Los estigmas, las "stimmate" de los santos pintados por el arte italiano por encargo del Vaticano son llagas, concretas, visibles, y el estigma -cultismo, si bien se mira- alude más a una carga moral, como dije. En fin, nada grave, todos de acuerdo; solo que uno profundiza, excava ¿vió? hasta que se vea la llaga, pueda tocarse... Saludos.

    ResponderEliminar
  4. entiendo, luciano. lo que ocurre es que en el inglés -etimológicamente- la carga a la que te referís ha pasado a ser un arcaísmo. no recuerdo ahora en que fecha, pero busqué, busqué y me tomó más de una semana encontrarle el punto al poema. plath no juguetea (en el mejor sentido de juguetear) con arcaísmos y justo en este poema hay más de una referencia cristiana. también por ello la elección de 'estigma', que podría haber sido 'llaga' perfectamente, pero si pongo llaga, me salgo un poco de plath. hay pérdida cuando ocurren cosas así y no tenemos remedio. valga la aclaración, jamás pensé en desacuerdo con respecto a la traducción. sí me da alegría tu lectura atenta. para crecer, mejorar o parecido hay que escuchar. siempre. otra vez, gracias!

    ResponderEliminar