lunes, julio 03, 2017

Enrique Bustamante y Ballivián / Nocturno del auto




















A 150 kilómetros
el 200 H.P.
va empujando en la noche
el triángulo de luz
cuyo vértice de incrusta
en el radiador.

Trepida iscócrono
el anhelo de distancias
que agitan los émbolos
y tiembla todo el acero
un vapor de aceites
y de gasolina
y una sed de inmensidad.

Planeando sobre el camino
como un ave
de alas rodantes de caucho,
fue un vértigo toda la noche
empujar la luz hacia occidente.

Y cuando vino la aurora
en las espaldas
teníamos al sol.

Enrique Bustamante y Ballivián (Arequipa, Perú, 1883-Lima, 1937), Los autos (Poemas a cuatro ruedas), selección de Máximo Legnani, investigación y archivo de Javier Cófreces, Ediciones en Danza, 2017

Ref. El libro de unos sonidos, 37 poetas del Perú, selección de Reynaldo Jiménez, Tsé-Tsé, Buenos Aires, 2005
Foto: Archivo de la Biblioteca Nacional del Perú


No hay comentarios.:

Publicar un comentario