domingo, junio 25, 2017

Juan José Saer / Akinari Monogatari II















Akinari Monogatari
II / El invierno

No planten, en el jardín, el sauce, aunque
en agosto, antes que nada, impaciente, reverdezca.
En marzo, con la primera lluvia fría, tenue,
                                           amarilleará.
La helada azul, más tarde, no tendrá qué quemar.
No es la inconstancia
                    sino el insomnio
la ansiedad del que vigila
                         la vecindad del invierno
esa corona de ramas grises sobre la herrumbre del cielo
y el espesor de la niebla
                        transfigurado en transparencia
lo que desnuda
             en una noche crucial
                                 el pavor
el horror al horror
                  -sofisma de suicidas.
La invasión del miedo como un ejército cerrado
arrasando, en círculo y apretadamente, un país todavía limpio.
Más vale
       amarillear y declinar
que soportar la llamas de la helada
atravesando ciegos el invierno como a una noche
hacia jirones de octubre improbables
Decapitar
        diseminarse
                  decaer
No planten, en el jardín, el temblor amarillo
aunque en agosto, y antes que nadie, tienda su sombra
gentil
      porque más tarde, en la intemperie de junio,
ninguna savia arderá.

Juan José Saer (Serodino, Argentina, 1937-París, 2005), El arte de narrar, Universidad Nacional del Litoral, Santa Fe, Argentina, 1988


Ref. Akinari Monogatari I
https://campodemaniobras.blogspot.com.ar/2008/10/lleg-de-este-modo-el-mes-del-deshielo.html



1 comentario:

  1. Siento la belleza en todo el poema: el "temblor amarillo",etc. pero tropiezo en la comprensión total. Voy a releer, èste y su referencia pero si alguien me quiere orientar... gracias.

    ResponderEliminar