sábado, abril 04, 2009

El Paraíso


En el primer capítulo de su libro La mano del teñidor*, W. H. Auden (York, 1907-Viena, 1973) consigna sus propias respuestas a "un cuestionario que elaboré alguna vez y que proporciona el tipo de información que me gustaría tener cuando leo a otros críticos". Imposibilitado de intentar una encuesta semejante, este blog propone, en el sistema de múltiples elecciones, un experimento aproximado (ver El paraíso del lector).
Las respuestas de Auden a su cuestionario, que numerosos escritores argentinos respondieron a su vez en 1988 en Diario de Poesía, son estas:

Paraíso

Paisaje: Mesetas de piedra caliza, como los Apeninos, más una pequeña región de rocas ígneas con por lo menos un volcán extinto. Un litoral vertiginoso y escarpado.
Clima: Británico.
Origen étnico de los habitantes: Muy variado, como en los Estados Unidos, pero con una leve predominancia nórdica.
Lenguaje: De orígenes mixtos, como el inglés, pero con muchas inflexiones.
Pesas y medidas: Irregulares y complicadas. Ausencia de sistemas decimales.
Religión: Católica, Apostólica y Romana, con un tranquilo estilo mediterráneo. Copia de santos locales.
Dimensiones de la capital: El ideal de Platón, unas 5004 personas.
Forma de gobierno: Monarquía absoluta, elegida de por vida por toda la población.
Fuentes de energía natural: Viento, agua, carbón de turba, hulla. Nada de petróleo.
Actividades económicas: Minas de plomo y de carbón, plantas químicas, fábricas de papel, crianza de ovejas, agricultura mecanizada, horticultura de invernadero.
Medios de transporte: Caballos y vehículos tirados por caballos, barcas de canal, globos. Ni automóviles ni aviones.
Arquitectura: Estatal: barroca. Eclesiástica: románica o bizantina. Doméstica: siglo XVIII inglés o estilo norteamericano de la colonia.
Muebles y utensilios del hogar: Victorianos, con la excepción de las cocinas y los baños, que deben de contener las facilidades más modernas que existan.
Vestido formal: La indumentaria parisina de 1830 hasta la década de 1840.
Fuentes de información pública: El chisme. Publicaciones regulares de tipo técnico y especializado, pero nada de periódicos.
Monumentos: Únicamente a la memoria de cocineros famosos.
Diversiones públicas: Procesiones religiosas, bandas militares, ópera, ballet clásico. Ni cine ni radio ni televisión.”

*Primera edición: 1948. Adriana Hidalgo Editora, Buenos Aires, 1999

Foto: Auden, en su juventud A Different Stripe

1 comentario:

  1. Muchas gracias, Jorge, por el Paraíso de Auden, no lo conocía. Ya lo copié y lo voy a resolver. La próxima vez que dé un taller de literatura lo voy a tener muy en cuenta para el primer encuentro, puede resultar muy valioso (es más rico que el de Proust).
    Saludos,
    Carol

    ResponderEliminar