domingo, abril 08, 2018

Alejo Carbonell / La segunda persona

Foto: Excéntrica
















En un solo asado de cuatro horas
dijimos

que los desiertos del hemisferio sur
están recostados sobre el mismo meridiano
y en la costa oeste de cada continente

que pocas poblaciones son antípodas en el mundo
pero que nogoyá, en entre ríos
está justo del otro lado
de una ciudad de japón

que cuando de noche
la ruta va al lado de las vías
lo que parecen charcos tenues
son el reflejo de la luna en los rieles

que el colectivo pasa por cuatro iglesias
y cuatro veces el pasaje se persigna
en la coreografía más antigua del país

que en el norte uruguayo
hay buen torrontés porque si seguís
la línea trazada por los viñedos
llegás hasta cafayate.

¿Se encontraron en un set de pasolini
wilcock y prodan?
¿Estuvo bob dylan de incógnito
en un asado familiar en basavilbaso?

Tantos alambres invisibles sosteniendo el mundo
y acá nomás sobre una
persiana azul que se balancea con el viento
está la cabeza de dinosaurio más grande
en sesenta cuadras a la redonda.

Un tiranosaurus rex
pintado con aerosol blanco
epicentro, centinela
mirando hacia la izquierda.

Está pintado en los puentes, los baldíos,
lo vi en una estación de servicio y también
en un segundo piso
a veces es un solo trazo eficaz
con un punto como ojo
a veces aparecen pestañas, un lunar
detalles del momento.
Un dinosaurio
multiplicado
en córdoba, a veintidós días
del mes de noviembre
de 2015.

Alejo Carbonell (Concepción del Uruguay, Argentina, 1972) A los techos (inédito), Op. Cit. febrero 27, 2018

Ref.:
Excéntrica
Bitácora de Vuelo
EDUVIM
La Luna con Gatillo
La Voz

No hay comentarios.:

Publicar un comentario