domingo, octubre 07, 2007

Aguardando la piedra

Ex Propertio

Alentado a practicar la adivinación
por un arúspice locuaz - ¿Qué pasa aquí?
Los adivinos mantienen inviolado su arte.
Incitado por un mago renegado
destripé mis lealtades a la ley y al amor,
en parte retóricas. El amor se reinfiltra en los muertos
como un nigromante mientras la ley se transgrede
a sí misma: dos antiguos matices de gravedad,
la autoridad mero poder, poder en la autoridad.
El acto del amor superando la elocuencia –
una sombra allí de Amor que deja a su paso.
No recuperaré la magia de la adivinación
con estos pernos y argollas, ni con el anillo de himeneo
de hierro derruido, ni con la marca que cauteriza.


Luxe, Calme et Volupté

La pérdida no se ha esfumado; ni ha llegado a su fin;
es más el merodear desde un embrujado futuro
que no fue nuestro y que ahora no puede ser invocado
a la existencia por un consentimiento demasiado tardío.
Los movimientos hacia la vida solo están vivos
de un modo abstracto, me atrevería a decir.
Nosotros dos aquí reunidos en epitafio
aguardando la piedra.

Geoffrey Hill (Bromsgrove, Worcestershire, Inglaterra, 1932-Cambridge, Inglaterra, 2016), Without Title, Penguin Group, Nueva York, 2006
Versiones: Jorge Salvetti y Darío Rojo

2 comentarios:

  1. Jorge:
    Excelente la selección de poesías. En mi próxima visita seguiré con tus libros.
    Mientras tanto, te invito a que ingreses a mi página.
    Considérate linkeado!

    Abrazo y felicitaciones!
    Andrés

    ResponderBorrar
  2. Gracias.
    No pude entrar a tu blog. Tu link me llevó a perfil de usuario no disponible. Abrazo

    ResponderBorrar