lunes, mayo 03, 2010

Al-Sabbi / Vivir





Querer vivir

Cuando el pueblo un día quiera vivir
será necesario que responda el destino,
será necesario que se disipe la noche,
será necesario que se rompan las cadenas.
Quien no acepte el anhelo de vivir
se evaporará en el aire de la vida.
¡Malhaya aquel que la vida no privó
de la bofetada de la nada victoriosa!
Así me dijeron todas las cosas creadas
así me hablo su alma escondida.

Rugió el viento entre los desfiladeros,
en la cumbre de las montañas, bajo los árboles:
-Cuando me lanzo a un objetivo
cabalgo en el deseo y olvido la prudencia:
no esquivo la dureza de los senderos
ni la llama de fuego incandescente.
Quien no gusta escalar montañas
vive siempre en agujeros..
-¡Madre!¿Odias a los hombres?-
pregunté a la tierra y ella me respondió:
-Bendigo a los ambiciosos
y a quienes gustan afrontar el peligro.
Maldigo a quien no avanza con el tiempo
y se contenta en vivir como las piedras.

El Universo está vivo, ama la vida,
desprecia a los muertos, por grandes que sean.
El horizonte no se cubre con pájaros muertos
ni la abejas besan las flores marchitas.
Si no fuera por mi amoroso corazón de madre
no se cerrarían las fosas de aquellos muertos.
¡Mahhaya a quien la vida no privó
de la maldición de la nada victoriosa!


Abu-l-Qasim Al-Sabbi (Túnez, 1909-1934)
Versión de Leonor Martínez Marín, Web Islam


Noticia: Al-Sabbi es considerado el primer poeta moderno tunecino. Estudió la poesía clásica árabe y recibió la influencia de la poesía moderna occidental a través de los románticos egipcios y de los poetas del Mahyar -Literatura de la Emigración-. Se graduó de abogado y murió prematuramente a causa de una miocarditis. Ver Romanticismo europeo, historia, poética e influencias, de Juan Antonio Pacheco y Carmelo Vera Saura, Universidad de Sevilla, 1998, en google libros

Foto: Pass, 14, 2009, Sissi Farassat

No hay comentarios.:

Publicar un comentario