jueves, noviembre 26, 2009

Cesare Pavese / Encuentro


Encuentro

Estas duras colinas que han hecho mi cuerpo
y lo sacuden con tantos recuerdos, me han abierto el prodigio
de ella, que no sabe que la vivo y no llego a comprenderla.

La encontré una noche: una mancha muy clara
bajo las estrellas ambiguas, en la neblina de verano.
Había alrededor el olor de estas colinas
más profundo que la sombra, y de repente sonó,
como salida de estas colinas, una voz más limpia,
y áspera a la vez, una voz de tiempos perdidos.

Alguna vez la veo, vívida delante,
definida, inmutable, como un recuerdo.
Nunca pude aferrarla: su realidad
cada vez se me escapa y me lleva lejos.
Si es bella no lo sé. Entre las mujeres es joven:
me sorprende al pensarla un recuerdo remoto
de la infancia vivida entre aquellas colinas,
tan joven es. Es como la mañana. Me trae en los ojos
todos los cielos lejanos de aquellas mañanas remotas.
Y tiene en los ojos un propósito firme: la luz más limpia
que haya tenido jamás el alba sobre estas colinas.

La he creado desde el fondo de todas las cosas
que me son más queridas y no llego a comprenderla.

Cesare Pavese (Santo Stefano Belbo, 1908-Turín, 1950), "Lavorare stanca" (1936, 1943), Poesie, Mondadori, Verona, 1969

Versión de J. Aulicino


Incontro
Queste dure colline che han fatto il mio corpo / e lo scuotono a tanti ricordi, mi han schiuso il prodigio / di costei, che non sa che la vivo e non riesco a comprenderla. // L'ho incontrata, una sera: una macchia più chiara / sotto le stelle ambigue, nella foschia d'estate. / Era intorno il sentore di queste colline / più profondo dell'ombra, e d'un tratto suonò / come uscisse da queste colline, una voce più netta / e aspra insieme, una voce di tempi perduti. // Qualche volta la vedo, e mi vive dinanzi / definita, immutabile, come un ricordo. / Io non ho mai potuto afferrarla: la sua realtà / ogni volta mi sfugge e mi porta lontano. / Se sia bella, non so. Tra le donne è ben giovane: / mi sorprende, a pensarla, un ricordo remoto / dell'infanzia vissuta tra queste colline, / tanto è giovane. È come il mattino, mi accenna negli occhi / tutti i cieli lontani di quei mattini remoti./ E ha negli occhi un proposito fermo: la luce più netta / che abbia avuto mai l'alba su queste colline. // L'ho creata dal fondo di tutte le cose / che mi sono più care, e non riesco a comprenderla.



Ilustración: La dama de los cabellos despeinados, Leonardo Da Vinci

2 comentarios:

  1. Nadie como Pavese para hablar de esas zonas de la memoria irrecuperable, sin la cual estaríamos aún más perdidos. Extraordinario: la versión también. Tante grazie, Jorge. Lo dicho vale para también para el poema "Noche".

    ResponderEliminar
  2. lo que yo queria, gracias

    ResponderEliminar