martes, diciembre 28, 2010

Ricardo Carreira / Memoria




Memoria

Una simple marca en una madera tiene más memoria
que un ser humano. Hasta que la marca sobre la
madera no sea borrada, ésta persistirá como
gravado. Mientras que un ser humano con sólo
mirar para otro lado ya no percibirá el grabado
de la madera.
Una foto, un gravado en madera, una cinta de tape
tienen mucha más memoria que nosotros.
Nuestra memoria es más bien externa, nuestra
memoria son los objetos externos. Si bien tenemos
memoria, la memoria propiamente de nuestros
sentidos tiende a borrar. El aparato de
percepción visual borra a la velocidad que recibe
la luz. Si tuviéramos la memoria de una foto no
podríamos desplazarnos frente a nuestros objetos y
con sólo mover la cabeza saldrían borrosas
todas las imágenes.
La posibilidad de borrar nos permite ver un
objeto en todas sus partes, adelante, atrás,
adentro, posibilitando la realización de
cualquier trabajo.
Nuestra memoria son los objetos externos a
nosotros. Todo objeto creado es una memoria, como
una foto, un tape, un grabado.


Ricardo Carreira (Buenos Aires, 1942-1992), Mataderos, Ediciones Stanton, Buenos Aires, 2010

Ilustración: Contratapa de Mataderos

1 comentario:

  1. Qué bueno, Jorge. Recién lo descubro, no conocía este poema de él, la posibilidad de borrar...Me acuerdo de...Funes el memorioso.

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar