lunes, junio 24, 2013

Poemas elegidos, 45


Ignacio Di Tullio
(Villa Adelina, 1982)

Sin llaves y a oscuras, de Fabián Casas
Con la poesía de Fabián Casas me topé en la época en que me alquilé mi primer departamento, un monoambiente mínimo. Trabajaba lo justo y me sobraba el tiempo. Me creía Dios. Por esos años fue empecé a leer poesía de otra manera, con más dilación. Aprendí a mirar y a quedarme en lo que leía. "Sin llaves y a oscuras" no fue el primer poema que me interpeló, pero sí el que me sacudió en consonancia con un momento: ahora éramos la poesía y yo, a solas. Empezaba el baile.
A veces, cuando camino por la calle, repito los últimos tres versos del poema, como si fueran una jaculatoria: las tres cosas que no pueden dejar de faltar en la mochila.



Sin llaves y a oscuras

Era uno de esos días en que todo sale bien.
Había limpiado la casa y escrito
dos o tres poemas que me gustaban.
No pedía más.

Entonces salí al pasillo para tirar la basura
y detrás de mí, por una correntada,
la puerta se cerró.
Quedé sin llaves y a oscuras
sintiendo las voces de mis vecinos
a través de sus puertas.
Es transitorio, me dije;
pero así también podría ser la muerte:
un pasillo oscuro,
una puerta cerrada con la llave adentro
la basura en la mano.

Fabián Casas (Buenos Aires, 1965)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario