viernes, julio 03, 2009

Manuel Ruano / Dos poemas


Armonística

Cuando me hablan de la nueva poesía:
me voy enseguida al siglo trece con los Hermanos del Espíritu Libre.
Cuando me hablan de la vieja poesía:
me voy al siglo treinta y cinco y revivo la paradoja,
de la que seguirá empedrada la Casa del hombre,
con sus grandes paredes del absurdo,
con sus brillantes cristalerías del absurdo.


Jorobado de París

Los siglos te dan la razón cuando te encaramas sobre la piedra
/a mirar el mundo.
Y tu fealdad no es triste.
Mercaderes y feriantes, entre tasajos y morcillas de cerdo, van
/dando voces.
La joroba es el espinazo de la historia sobre la Catedral de Cristo,
/Nuestro Señor.
Tu rostro deforme es como vino grato al paladar
que acompaña siempre el caldo grasiento del porvenir.
Sin embargo, ahora estás perdido, jamás alcanzarás en esa altura
/del campanario
a esa bella mujer que turba tus pensamientos.
Así te aferres a esa soga. Y entre dos velas, Hugo brinde por ti.
Los siglos te dan la razón: la dimensión espiritual está torcida.
Así te crucifiquen en la basura, entre salmos y aleluyas y aleluyas...

Manuel Ruano (Buenos Aires, 1943), Los cantos del gran ensalmador, Monte Avila Editores, Caracas, 2005

2 comentarios:

  1. Eduardo Alvarez Tuñón dijo:¡Cuanto hacia que no leía nada de Ruano!. Realmente es un grato reencuentro con su poesia. Muy bueno. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. SIEMPRE MANUEL RUANO CON SUS DESVELAMIENTOS DE LA POESIA, PRESERVANDO SU EXISTENCIA DESDE UN RAMA FLORIDA DE PERSISTENCIAS Y HALLAZGOS, DE ESCUCHAR LAS RICES, DE ABRAZAR EL TRONCO A TODA ANCHURA, DE OBSERVAR LA HOJA... BESAR LA FLOR Y DEL AROMA, FABRICAR UN INCIENSO PARA ILUMINAR LA CATEDRAL DEL BOSQUE... ASI SU CEREMONIA DEFIENDE Y ANUNCIA LA PERSISTENCIA DE LA POESIA EN TODO LUGAR EN QUE SE POSA, A PESAR DE LAS MODAS, ELUCUBRACIONES, FANTASMAS FALSOS Y OTRAS ESTUPIDECES DE LA RUEDA DE LA GLORIA AJENA, CUANDO SE TROPIEZA CON ALGO DE LA HUMANA ESTUPIDEZ... GRACIAS A TI POETA, HAY INDICACIONES EN EL BOSQUE PARA QUE ALGUNOS ARBOLES DE TORCIDAS RAMAS Y ALGUNAS PIEDRAS QUE NO SON DE BRILLO NI PRECIADAS, NO NOS IMPIDAN VER LA FRONDA Y SU BRILLO Y ADEMAS LAS BANDADAS DE PAJAROS QUE ALLI SE ACUNAN... A DESMEDRO Y DESPECHO, REPITO, DE CUALQUIER ENENEZ O SOMBRIO FALSO DISCURSO DE EPOCA EQUIVOCADA, O DE FRAGIL PRESUNCION... SIEMPRE TE LEERE... ESCUCHANDOTE, ENTONCES, COMO UN SALMO...

    ResponderEliminar