lunes, julio 27, 2009

Laura Witner / Lluvias


Paseo
Buscando recuperar el estado de flotación
que existió una, dos veces como mucho
en cada relación o actividad
la persona sale de su casa,
testea el aire, elige la postura y se lanza hacia delante
para un rato después encontrarse circulando
entre escenarios de los que espera demasiado:
muy verdes hojas de hiedra sobrecrecida
como trapos colgando de un alambrado de uno treinta,
luces amarillas de un fulgor desconcertante
que en su disposición son molde
de lo que se llama planetario,
graffitis modernos con pintura plateada
y el tren que justo entonces pasa por encima,
en fin,
todo tipo de cosas sugerentes
que algo tendrían que entregar
si el cable de este razonamiento
no se hubiera cortado en algún punto.


Respondiéndole a Carver diez años después

El cuerpo no pesa lo suficiente sobre el colchón
y el deseo de dormir se diluye
en el deseo de todo. Este hartazgo
no se puede glosar.
Ni siquiera es hartazgo.
Para que el cuerpo logre algún reposo
la mente tiene que salir al aire gélido
en estampida, pero estampida silenciosa
como todo lo iluminado por la luna.

Laura Wittner (Buenos Aires, 1967), Lluvias, Editorial Bajo la Luna, Buenos Aires, 2009

Foto: XVII Festival Internacional de Poesía Rosario

6 comentarios:

  1. Todo poema -desde que leí Tuñón (tema recurrido de él, no?)- que termine en Luna merece mi admiración. Este caso no es de menos. Me topé con una gran poeta.


    Gracias por tu blog.

    ResponderEliminar
  2. Qué poeta!. Qué manera hermosa de desacralizar la poesía

    ResponderEliminar
  3. Laura! Un gusto conocerte el otro día en el CTLBA. Me gustó mucho el poema de Carver: una imagen brillante, sintética y precisa.
    Congratulations! Brenda

    ResponderEliminar
  4. Hermosa fotografía la de "Paseo"!

    desacralizar la poesía...

    el límite entre lo sagrado y lo profano...

    difícil, difícil

    si no fue un sueño, hace muchos años creo haberla escuchado leer a Laura, creo que en Babilonia, sobre un oboe, fue un momento sagrado

    este, también

    Saludos

    Silvia

    ResponderEliminar
  5. jorge,
    hola y gracias por poner estos poemas. morgan, anónimo, brenda y silvia: gracias por los comentarios. en una palabra: grazie a tutti.
    ah, y silvia, ahora que lo dijiste, a mí también me apareció una imagen muy borrosa de estar leyendo en babilonia... me había olvidado de babilonia!

    ResponderEliminar
  6. ay, perdón; la anónima agradecida era yo. creo que me olvidé de firmar.
    laura wittner

    ResponderEliminar