martes, mayo 26, 2009

Quevedo /7

A UN TRATADO IMPRESO QUE UN HABLADOR
ESPELUZNADO DE PROSA HIZO EN CULTO

Leí los rudimentos de la aurora,
los esplendores lánguidos del día,
la pira y el construye y ascendía,
y lo purpurizante de la hora;

el múrice, y el tirio, y el colora,
el sol cadáver, cuya luz yacía,
y los borrones de la sombra fría,
corusca luna en ascua que el sol dora;

la piel del cielo cóncavo arrollada,
el trémulo palor de enferma estrella,
la fuente de cristal bien razonada.

Y todo fue un entierro de doncella,
doctrina muerta, letra no tocada,
luces y flores, grita y zacapella.

De Quevedo y Villegas


Notas de José María Pozuela:
múrice: marisco que segrega tinta color púrpura. En culto equivale a púrpura.
corusca: resplandeciente.
zacapella: riña, jaleo, bulla. Equivale a "mucho ruido", "mucho truena y poco llueve".
Nota del editor:
palor: palidez.

1 comentario:

  1. ¡Ah, maestro de Vallejo! Qué frescura y/o vigencia, che. Salud, Irene

    ResponderEliminar