miércoles, noviembre 23, 2016

La lira argentina, ¿cómo suena?, 8


Mercedes Álvarez

Hace poco le leí un comentario a Irene Gruss en una entrevista: "Por suerte, se terminaron los 90". No sé si estoy del todo de acuerdo con la afirmación, pero bien es cierto que cuanto menos quedaron atrás. Los 90 como museo, del que permanecen retazos vivos pero donde sobre todo se va por curiosidad o por el valor de la referencia. Y de pronto, cierta sensación de búsqueda de la intemporalidad, del más allá: la irrupción de lo sagrado. Me provoca algo entre el asombro y la pregunta encontrarme hoy con poetas como Alejandro Crotto, quien escribe un libro sobre Francisco de Asís, o con Diego Roel y su poemario sobre Hildegarda de Bingen. ¿Poesía religiosa? "Siempre hay un creyente/que mordisquea mi tobillo", dice Yenia Fischer en Persuasión de un crimen. Otros, se quedan con el símbolo. Es decir, el peso de lo sagrado, pero sin lo sagrado: Diego Muzzio, Jorge Chiesa, Cristóbal Miranda. Por ejemplo. Digo estos, pero hay otros. Digo esto. Por lo demás, reconozco más diversidades que filiaciones.


Mercedes Álvarez (Tandil, provincia de Buenos Aires, 1979). Poeta, narradora y socióloga. Vivió en Mar del Plata hasta los diecinueve años. Entre 1998 y 2006 residió en España, donde se licenció en Sociología por la Universidad Pública de Navarra. Realizó un máster en Gestión Cultural. Publicó los libros Vecinos (Baile del Sol, España, 2010), Historia de un ladrón (Caballo de Troya, España, 2010), Imitación de los pájaros (Zindo & Gafuri, Buenos Aires, 2013), Ficciones súbitas (comp., De aquí a la Vuelta, Buenos Aires, 2013), Saigón (Zindo & Gafuri, Buenos Aires, 2015) y El cuerpo intacto (plaqueta, Pen Press, 2016). En 2013 ganó el premio Edmundo Valadés de cuento latinoamericano con el relato "Grow a lover".



No hay comentarios.:

Publicar un comentario