viernes, noviembre 18, 2016

Horacio Cavallo / En vela











Camino por la noche entre la casa,
oigo silbar el sueño de los míos.
También la lluvia suelta su cadencia
ennegrecida y fina sobre el patio.
Me paseo descalzo, voy silbando
fraseos en la escala del insomnio.
Perdida al otro lado de las cosas,
una granada me enseña los dientes.
Me pierdo en las praderas de Palmira:
primos conspiradores de la siesta
ensillan el matungo de los mansos
y andamos por los caminos de tierra
buscando las ovejas abichadas,
sacando sanguijuelas del arroyo
pegadas en los pechos despoblados.
Les mostramos la palma a los peones
y el viaje se deshace entre los ojos
más tristes de las vacas que nos miran.

Así suenan los vientos del desvelo.

Horacio Cavallo (Montevideo, 1977), Descendencia, Ediciones del Estómago Agujereado, Montevideo, 2012

Foto: Horacio Cavallo en FB




No hay comentarios.:

Publicar un comentario