lunes, mayo 09, 2016

Stephen Spender / La casa vacía











Entonces, cuando el niño se hubo ido,
quedé solo
en la casa, repentinamente vasta. Cada ruido
modificaba su origen
-animal, vegetal, mineral,
clavo, tabla crujiente, ratón-.
Pero en general había silencio como después
de una batalla
en torno al cuarto donde yacían
los soldados y la caja de pinturas,
todos los juguetes.
Entonces, cuando fui a ordenar estas cosas,
mis manos se negaron a servir:
mi cuerpo era esta casa,
cada juguete que él había tocado,
un nervio expuesto.

Stephen Spender (Londres, 1909-1995), Poemas 1928-1953, traducción de William Shand y Alberto Girri, Losada, Buenos Aires, 1967
Envío de Jonio González




The Empty House

Then, when the child was gone,
I was alone
In the house, suddenly grown huge. Each noise
Explained its cause away,
Animal, vegetable, mineral,
Nail, creaking board, or mouse.
But mostly there was quiet of after battle
Where round the room still lay
The soldiers and the paintbox, all the toys
    Then, when I went to tidy these away,
My hands refused to serve:
My body was the house,
And everything he'd touched, an exposed nerve.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario