viernes, diciembre 26, 2014

Beatriz Vignoli / 8:30 AM










La luz es joyas prístinas:
el mundo todavía se parece al sol.
¿Celebrar el modo en que sus rayos
alumbran casi al ras
el abanico de vivientes plumas
que se mantiene en vilo
en lo alto del aire?
Celebrar. Si pudiéramos
celebrar sin victoria;
amar esto, estas cosas,
amarlas todavía.
Espléndida al trasluz,
la paloma desplegó su queratina.
No es que signifique.
Le basta con ser bella.

El día no nos necesita y lo sabemos.


Beatriz Vignoli (Rosario, 1965), Lo gris en el canto de las hojas, Baltasara Editora, Rosario, 2014
Envío de Irene Gruss

Foto: Beatriz Vignoli Página 12

No hay comentarios.:

Publicar un comentario