lunes, junio 01, 2009

Alberto Girri / De "Existenciales", 1


Navegando hacia Bizancio

Santa Bizancio,
al manifestársenos ciudad
para la imaginación,
extraña a edades:
el austero color,
la línea delicada del arte
como artificio de lo eterno,
repudio de toda fácil
exterioridad.

En espiral
es la forma que nos la describe,
de abajo arriba,

primero sus detalles cotidianos,
jóvenes que se cortejan, enardecen,
y viejos molestos, en harapos,
viles sin remedio,
a no ser que sus almas
alaben al cielo, desatadas,

enseguida,
la mención de cómo
mosaicos de Ravenna se llevaron
hasta su templo,
Hagia Sofía,
Santa Sofía, Santa Sabiduría,
para allí instarnos a permanecer
con el fuego de Dios, suspendidos,
figuras en los brillantes muros
(¡tan de Yeats,
juntar cristianismo y teosofía,
y algo de Blake,
y prerrafaelistas!),

y cerrándose la espiral
con un desvarío estetizante:
augurar
que lleguen nuestros cuerpos al estado
de objetos preciosos, esmalte y oro,
como por orfebres griegos,
y en árboles de oro y plata
pájaros autómatas canten
para mantener insomne
al emperador de Bizancio:

¡Yeats,
y la superstición por el artista,
rezagados el sentir, la inteligencia!

Alberto Girri (Buenos Aires, 1919-1991), Existenciales, Editorial Sudamericana, Buenos Aires, 1986

Sailing to Byzantium, de W.B. Yeats, y versión (sin mención de traductor)

Foto: Incensario del siglo XII, plata con dorados, 36x30 Muestra de arte bizantino Royal Academy of Arts, Londres, octubre 2008 / marzo 2009

1 comentario:

  1. "¿Por qué escriben sobre lo que el corazón no ve / sobre lo que la inteligencia no celebra o llora?" O algo por elestilo, de J.R.A., Irene

    ResponderEliminar