viernes, abril 09, 2010

Frederick Seidel / Elogio




Laudatio

A un joven aristócrata y judío y alemán
El ascenso de Hitler lo envío a Londres.
St. Paul's School hizo de un hombre un caballero.
El caballero creció y se hizo muchacho.

El muchacho vino a América para convertirse en un apuesto oficial del OSS.*
El muchacho se deslizó en Alemania para reunirse
con los colegiales que planeaban matar a Hitler.
El muchacho se convirtió en un corredor de autos de posguerra, no malo.
El muchacho se convirtió en un diseñador de modas heterosexual.

Un muchacho judío vistió el uniforme de un oficial de las SS,
Trasvistiéndose a través de Mortalandia en los meses finales de la guerra,
Urbano dentro de su atuendo de tibias y calavera -
¡El primer desfile de modas de John Weitz, querida!

Cuando Weitz quiso borrar su tatuaje de SS,
Lo quemó con un cigarrillo, exactamente igual que un SS real.
La red clandestina en la que se infiltraría se había quitado los suyos.
Una misteriosa y hermosa mujer estaba involucrada. Se pone mejor.

Está también la historia de que necesitaba publicidad
Para su línea de ropa y no podía gastar mucho dinero.
Nadie había pensado en poner avisos en la parte trasera
De los ómnibus de la ciudad de Nueva York por entonces.

Weitz escribió koans para el tiempo de Warhol.
NO ENTIENDO LA PUBLICIDAD DE JOHN WEITZ
Fue rodando Quinta Avenida abajo detrás de un bus.
Parecía un distinguido diplomático cuando comía un wurst.

Weitz tenía la altanera cordialidad de un duque.
Estaba lleno de goy.
No era discreto.
Admiraba a los grandes.

Podía operar en piloto automático
con sus hermosos modales.
Tenía una casi irreal apariencia.
Usó su voz meliflua.

John Weitz integró clubs, amó los barcos,
Contaba encantadoras anécdotas, chistes malos,
Escribía cordiales biografías
De incoloras personalidades del Tercer Reich.
Amaba los honores y amaba la gloria.

Conservaba la Cruz de Hierro
De su padre, de la Primera Guerra, enmarcada en la pared.
Negó que estaba agonizando.
Nunca suspiró hasta el momento siguiente al que murió.


Frederick Seidel (1936, St. Louis, Missouri), "Ooga-Booga", 2006, Poems 1959-2009, Farrar, Straus and Giroux, Nueva York, 2009
Versión de J. Aulicino con Jorge Salvetti


* Office of Strategic Service: servicio de inteligencia estadounidense creado en 1941, durante la Segunda Guerra Mundial. Fue disuelto en 1945. En 1946 se estableció la CIA, con las funciones de la OSS


Laudatio
A young aristocrat and Jew and German / The rise of Hitler sent to school in London. / St. Paul's School made a man a gentleman. / The gentleman grew up to be a boy. // The boy came to America to become a dashing OSS officer. / The boy slipped into Germany to meet the schoolboys plotting to kill Hitler. / The boy became a not bad postwar racecar driver. / The boy became a heterosexual clothes designer. // A Jewish boy donned the uniform of an SS officer, / Cross-dressing across Deathland in the final months of the war, / Urbane inside his skull-and-crossbone attire - / The first John Weitz fashion show, my dear! // When Weitz wanted to obliterate his SS tattoo, / He burned it off with a cigarette just like the real SS. / The underground network he would inflitrate had removed theirs. / A mysterious beautiful woman was involved. It gets better. // There is the story of how he needed publicity / For his fashon line and couldn't spend much money. / No one had thought of putting advertisements on the back / On New York City buses back then. // Weitz wrote koans for the age of Warhol. / I DON'T UNDERSTAND JOHN WEITZ ADVERTISING / Went rolling down Fifth Avenue behind a bus. / He looked like a distinguished diplomat when he ate a wurst. // Weitz had the lofty friendliness of a duke. / He was full of goy. / He was not discreet. / He admired the great. // He could operate on automatic pilot / With his beautiful manners. / He used his mellifluous voice. // John Weitz belonged to clubs, loved boats, / Told lovely anecdotes, bad jokes, wrote cordial biographies / Of colorless Third Reich personalities. / He loved honors and he loved glory. // He kept the Iron Cross / Of his father from the First World War framed on the wall. / He denied that he was dying. / He never sighed until the moment after he died.



Foto: Tapa de la revista Vogue, marzo de 2005. Pese a su contenido sarcástico, fue criticada por instituciones judías.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario