jueves, febrero 11, 2010

Darío Rojo / Dos poemas





Con naturalidad transformaste

en sólida piedra un diseño en 3D
en el que paseas con un traje color caqui
por una explanada terracota, consciente
de cada organismo, químico u orgánico
que a tu lado proyecta una fina sombra.
Que mañana el traje sea negro
y la explanada terracota, nada cambiaría
ni aportaría alguna falla al sistema,
éste sin duda se regeneraría abriendo nuevas
arcadas y pequeños puentes a los zorros
que tendrían su única oportunidad
de destellar en la escena; a diferencia de tu traje,
y de quien no notaría su corte y su color.



Ella duerme dentro de Rubens

en un icono de su propia defensa,
su olor corporal se propone a las sombras
y en mil galaxias alrededor
otra calma se moldea,
filigranando así, una nueva forma de violencia.


Darío Rojo (Eduardo Castex, 1964), "Inmóvil en su afán", Poemas reunidos, Ediciones Gog y Magog, Buenos Aires, 2009


De Rojo en este blog:
En el lujo inadvertido de poder determinar


Ilustración: Portrait of a Gentleman in a Yelow Waistcoat, c.1795, James Sharples

1 comentario:

  1. Hace poco me compré "Una explicación para todo"...muy muy bueno; gran poeta Dario Rojo.

    ResponderEliminar