sábado, febrero 13, 2010

Silvia Camerotto / Dos poemas inéditos





Nigromante

Hace unos meses vas y venís por el mismo camino
de sur a sur
del desvelo a la jerigonza de los diccionarios
que se ocultan en el ordenador.
El mundo declina cada noche al escurrirte de la cama
de la casa chica.
¿A quién harás venir en el silencio?
La soledad no se junta
y el menudeo no es igual a oportunidad.
Mirás por la ventana.
Un coche se detiene en el conventillo de enfrente
y quisieras que te salve o te condene
o que te lleve a otro destino
lejos de las habitaciones que esconden hechos fortuitos.


Pobre es la hora

Caer sobre el mismo escenario:
algunos libros, un par de discos,
otras iniciales en el juego de gemelos.
Costumbres de derecho y uso.

Afuera, gente que camina hasta el mercado chino.
Nada más, gente que camina.

Después actuar debajo de las sábanas,
quitarse la ropa hasta la irrupción
de la Romania fragmentada.
Único conocimiento de la suprema realidad.


Silvia Camerotto (Buenos Aires, 1959), inéditos


Ilustración: Blues Skies 1, 2002, Benjamin Cottam


De Camerotto en este blog:
Tren a Lübeck

4 comentarios:

  1. Demuele Camerotto, como nos tiene acostumbrados. Un matiz desolador y nuevo.

    ResponderEliminar
  2. qué bueno, Silvia. Gracias, Jorge, R. Palacios

    ResponderEliminar
  3. Dos poemas muy muy buenos, que se agradecen. Felicitaciones a Silvia Camerotto y al Administrador po publicarlos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Se destapó la Sibila, cuidado!, Irene

    ResponderEliminar