jueves, diciembre 17, 2009

Mercedes Roffé / De "Las linternas flotantes"


XX

Caída no hubo.
Lo alto está aquí. Es aquí.
Adentro.

Caída no hubo.
Distracciones hay. Vientos. Fugas.
Maquinarias. Grandes, grandes.
Juego de sombra, preocupación y olvido. De sí.
Siempre los hubo...

Cada época. Cada
civilización
retratada en su propio engranaje
de humillaciones y olvido. De sí.
Robar el fuego no es robar ni es fuego.
Recordar es remontarse, preservar para sí el acceso
al resplandor custodiado por
-no sus guardianes, sino sus enemigos.
Vertedero de sombra y sangre.
Cuanto mayor probreza, más olvido.
Cuanta más prepotencia, menos luz.

En sí y fuera de sí
-todo es uno-
solo morada de pura geometría
y luz rigiendo
mansa, inexorable, generosa-
mente bañando
todo de sí.

Luz estético-ética.
Olvidada de sí -entregada.
Fórmula-Madre.

Y aún hay Algo. Algo fuera
que no se piensa,

Otro tono. Otra
modulación de la luz.

Allá en origen.

Mercedes Roffé (Buenos Aires, 1954), Las linternas flotantes, ediciones Bajo la Luna, Buenos Aires, 2009

Foto: Roffé las afinidades electivas-las elecciones afectivas

1 comentario:

  1. Buenas. Escribí un post sobre Roffé con link hacia aquí. Se aceptan con gusto recomendaciones sobre otros poetas hispanohablantes expatriados (el tema del blog). Saludos.

    ResponderEliminar