viernes, diciembre 25, 2009

Alberto Girri / De "Arbol de la estirpe humana", 1


¿Espiritualmente qué?

Calamidad y dicha,
latente
la una en la otra como estados
de calamidad y de dicha
y latente también
tu resistencia:
¿por qué puros estados,
por qué no en centros
localizables, zonas de uno mismo
donde gozarse, quedarse,
o donde dar rodeos, no entrar?

Débil objeción, tanto
más que no reconocemos lo palpable,
felicidad y desgracia dando señas
en tu cuerpo, que a su manera es ellas
y las consume:
¿no respiras
por la boca, ahogándote,
durante la desdicha,
y en el contentamiento
no se complace tu nariz en respirar,
llevar el aire hasta tu vientre,
y no es
con pies fríos, cabeza caliente,
como anuncias tu pena,
y con pies calientes, cabeza fresca,
la posesión de un bien?

Estos son los términos,
de lo contrario
caer en el ilusorio coraje
de desdeñarlos, negarles
mínima y verdadera certidumbre,
calamidad y dicha
bajo el desplante, desabrimiento
de que sólo son formas de paso
por nuestra vida entendida como apenas
una construcción alzada en el vacío;

esos son, piénsalo,
si no, ¿espiritualmente qué?


Alberto Girri (Buenos Aires, 1919-1991), "Arbol de la estirpe humana", 1978, Obra poética III, Ediciones Corregidor, Buenos Aires, 1980

Ilustración: La realidad en su totalidad, 1968, Antoni Tàpies

No hay comentarios.:

Publicar un comentario