jueves, octubre 13, 2022

Rosmarie Waldrop / Como Hölderlin



Se levantaba temprano
dejaba la casa de inmediato
arrancaba hierba
trocitos de cuero en los bolsillos
golpeaba cercas con el pañuelo
respondía sí y no
a sus propias preguntas
yace bajo la hierba
flores marchitas en los bolsillos
en la cerca tiro de mi pañuelo
a él le encantaba decir no
"ya no soy el mismo hombre"
y
"no me ocurre nada".

Rosmarie Waldrop (Kitzingen, Alemania, 1935), Another Language: Selected Poems, Talisman House Publishers, Jersey City, 1997
Versión de Jonio González

Nota del Ad.: Los versos de este poema tienen la particularidad de que citan textual o aproximadamente cartas de quienes conocieron al poeta alemán Johann Christian Friedrich Hölderlin (1770-1843), durante los 36 años en que permaneció recluido en la famosa torre de Tubinga, que no era otra que la de la casa del ebanista Friedrich Zimmer y su familia, quienes lo alojaron después de los meses de internación que pasó en un hospital psiquiátrico. La misma documentación es citada ampliamente y glosada por Giorgio Agamben en su reciente libro La locura de Hölderlin (Adriana Hidalgo, Buenos Aires, 2022). El filósofo italiano ofrece ese trabajo fiel a la idea que expone en el prólogo: La vida de Hölderlin solo puede ser objeto de una crónica, no de una investigación histórica ni mucho menos de un análisis clínico o psicológico. La verdad de una vida no puede definirse exhaustivamente con palabras, sino que de algún modo debe permanecer oculta. 




LIKE HOLDERLIN

got up early
left the house immediately
tore out grass
bits of leather in his pockets
hit fences with his handkerchief
answered yes and no
to his own questions
lies under grass
wilted flowers in his pockets
at the fence I pull my handkerchief
he liked to say no
“I’m no longer the same man”
and
“nothing is happening to me”.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Que importa. Toda vida, una novela.