miércoles, octubre 26, 2022

Paulina Vinderman / De "Puerto Ausencia"



2

Todo ocurre ahora al mismo tiempo,
igual que en el poema: el pasado, el futuro
y el imposible presente.
* "Se marcharon, los dioses, el día
de la extraña marea".
¿Quién se atreve a decir que es demasiado?
Que la luna nada diga es irreparable.
Que el sol se adueñe del amor
con majestad, mientras las cosas mueren,
es irreparable.
La madrugada canta
una canción que no conozco.
No hay nada aquí, salvo mi pequeña vida:
llorar las muertes, aprender
lo que no sé.


* John Banville.


4

¿Qué vuela ahora en el jardín que no tuve?
Ese lugar donde escribo.
Vuela un viento blanco
contra un cielo enfermo de transparencia.
El jardín está en ruinas,
hay una estatua rota, que por eso
es más bella, y un grupo de cactus
entre los escombros.
El lenguaje absorbe la luna
de las piedras
y habla por fin de lo improbable.
El poema se parece a un guerrero
encendiendo la espada
para sobrevivir.

Paulina Vinderman (Buenos Aires, 1944), Op. Cit. 28 de agosto de 2022


Puerto Ausencia
Alción Editora, 
Córdoba, Argentina, 2022











Foto: Paulina Vinderman, Casa de la Lectura, Buenos Aires, 2010

No hay comentarios.: