sábado, enero 16, 2016

Sebastián Bianchi / Dos poemas










Si el ferretero te dijera

Que Neptuno va rodeado de una espiral y faunos
y que sus playas no tienen el agua sino el perfume y los
                                                      sábados/
al mediodía, dudarías hasta de la solidez de los patos que flotan
en la laguna.

Afortunadamente todo parece por aquí más sencillo.

Caminás por las calles repitiendo una tonada de moda.
Tirando al aire una moneda, como quien se juega un imperio,
vas mirando a las ofertas y a los saldos,
contento con el ruido que hacen las palabras.


Si le pides a Júpiter que no se cristalicen los segundos

   En eso inacabado, los días, proponerse un librito de cantos.
También la corriente arrastra, lleva pausas con suspiros de
fragmentos a los afanes derrengados. Pero tan fugaces son las
dichas que parecen renacuajos en un click, ya mañana han
crecido como sapos que croan toda la amargura del hombre
con nicotina.

   Habrán pasado otros soles, otros desganos me encontrarán
con la boca a medio beso. Sin embargo el hoy se lleva todo:
ahora se acaba lo que es, en este instante, en cada nosotros.

Sebastián Bianchi (Buenos Aires, 1966)



Canciones,
Vox,
Bahía Blanca, 2015











Foto: Sebastián Bianchi por Laura Crespi




No hay comentarios.:

Publicar un comentario