sábado, enero 02, 2016

Robert Lowell / Dea Roma









Augusto te enmendó. Colgó la lengua
de Tulio sobre tu tribuna, a latigazos
arrojó de tu Senado a los usureros;
y Bruto arrancó su cuarenta y seis por ciento
para la Pax Romana. Silenciosa como un ratón
la sangre lame con su lengua los afeites del rey.

Durante años tus legiones militaron por este mundo
bajo las águilas del Señor Lucifer, pero antorchas humanas
iluminaron a los capitanes el camino a casa
allí donde las víctimas curvaban el crucifijo real:
¡Cuántas calles y cloacas llevaron a Roma!
Satán se pasea de un lado a otro por el mundo

en estos dieciséis siglos, oh Ciudad Eterna,
que hemos dilapidado desde que Majencio cayó
bajo el puente Milvio; de la seca cúpula
de Miguel Ángel, tu pescador
camina sobre las aguas de una Roma sin pantanos
para depositar su redada en la Ciudad Celestial.

Robert Lowell (Boston, Estados Unidos, 1917-Nueva York, Estados Unidos, 1977), Stevens, Williams, Lowell, Poemas, versiones y notas por Alberto Girri, Corregidor, Buenos Aires, 1982 (La edición no es bilingüe)

Notas del traductor

V. 2 Tullius: Cicerón
V. 4 And Brutus bled forty-six per cent: Marco Bruto, según revela Cicerón en su correspondencia, cuando estuvo destacado en Asia Menor se comportó como un prestamista sin escrúpulos. En Salamina, Chipre, había llegado a prestar dinero hasta al cuarenta y ocho por ciento de interés.
V. 9 human torches lit: Los mártires cristianos, crucificados y entregados a las llamas, iluminan como antorchas el retorno de las legiones de Roma diseminadas a la conquista del mundo.
V. 14 Maxentius fell: Se refiere al triunfo de Constantino sobre Majencio, en el año 312, y la subsiguiente promulgación del Edicto de Milán, por el cual el cristianismo es instituido como religión oficial del Imperio.

Mediante un episodio de la historia de Roma, el momento en que Augusto crea medidas en contra de los ricos usureros de la ciudad, prosigue Lowell su insistente meditación sobre la descomposición del mundo y el llamado a la fe, meditación cuyo corolario es que desde la entrada de Constantino en Roma, hace dieciséis siglos, nada hemos hecho para que esa fe retorne, para que la Ciudad Celestial sea sede y gobierno de nuestras almas. "Dea Roma" constituye una excelente muestra de la agudeza de percepción de Lowell ante los hechos históricos, y de su capacidad para mostrar un pasado que prefigura el presente del mundo, y un presente que contiene el pasado.


Anotación del Administrador

Verso 2: el rostrum era el espolón de las naves de guerra. Desde que, en el siglo IV a.C, se colocaron espolones de naves enemigas derrotadas sobre la tribuna del Foro, ese lugar pasó a conocerse como la rostra. Lowell anota "rostrum" por lo que puede entenderse como figura que la lengua de Cicerón, paradigma de los oradores, fue colgada directamente de un espolón. Lo que se expuso en verdad fue su cabeza en la rostra, acompañada por sus manos.


Foto: Robert Lowell, c. 1965 (detalle)  Elsa Dorfman/París Review


Una versión del original

Dea Roma 

Augustus mended you. He hung the tongue
Of Tullius upon your rostrum, lashed
The money-lenders from your Senate-house;
And Brutus bled his forty-six per cent
For Pax Romana. Quiet as a mouse
Blood licks the king’s cosmetics with its tongue.

Some years, your legions soldiered through this world
Under the eagles of Lord Lucifer;
But human torches lit the captains home
Where victims warped the royal crucifix;
How many roads and sewers led to Rome.
Satan is pacing up and down the world.

These sixteen centuries, Eternal City,
That we have squandered since Maxentius fell
Under the Milvian Bridge; from the dry dome
Of Michelangelo, your fisherman
Walks on the waters of a draining Rome
To bank his catch in the Celestial City.

en foro mlingua


DEA ROMA

First appeared in the Sewanee Review, LI (1943), 391.
Revised and reprinted in Land of Unlikeness, 1944.
Revised and reprinted in Lord Weary's Castle, 1946.
Reprinted in Poems 1938-1949, 1950.
Reprinted in Poesie 1943-1952, 1955.

The achievement of Robert Lowell, 1939-1959



No hay comentarios.:

Publicar un comentario