miércoles, marzo 04, 2015

Andrea Zanzotto / La paz de Oliva










Y en el capullo de la mañana casi estiva
él ya no se acuerda.
Ya no se acuerda de la fecha
de la paz de Oliva.
En vano rebusca el es el será el fue.
Eh      luego      me parece
que      y en      v v v
pues, ¿en el Riss en el Mindel o en el Würm?
¿O durante un pluvial?
Someter al profesor a un test de certeza.
Señalarlo al delegado.
       "Ustedes allá, en el fondo. ¡Quietos!
       ¿Dejarán ya?" Dejamos
       reponemos amortiguamos
       especularmente quietos en la tibieza matutina
       en un portento ~ en un
       equilibrio del terror.

Andrea Zanzotto (Pieve di Soligo, Treviso, Italia, 1921-Conegliano, Treviso, Italia, 2011), (Para que) (crezca), Mangos de Hacha, Ciudad de México, 2012
Traducción de Ernesto Hernández Busto

Nota de edición. Por si a alguien interesa, la "paz de Oliva" fue firmada en esa ciudad prusiana en 1660. Juan II Casimiro, el rey de Polonia, renunció al reino de Suecia por este tratado, que suscribió con el emperador Leopoldo I (del Sacro Imperio Romano Germánico) y el elector de Brandenburgo, Federico Guillermo, quien se aseguró la sucesión de la dinastía de los Hohenzollern en Prusia, también por este escrito.


La pace di Oliva

E nel boccio della mattina quasi estiva
egli non ricorda più.
Non ricorda più la data
della pace di Oliva.
Invano fruga l'è il sarà il fu.
Eh      dopo      mi pare
che     e in      v v v
dunque, nel Riss nel Mindel o nel Würm?
O durante un pluviale?
Sotoporre il docente a un test de accertamento.
Segnalarlo al provveditore.
       "Voi là, in fondo. Fermi!
       La smettete?" Smettiamo
       riponiamo smorziamo
       specularmente fermi nel mattutino dolcore
       in un portento ~ in un
       equilibrio del terrore.

1 comentario:

  1. Ahora me pondré a leer a Andrea Zanzotto. Escribir la vacilación de la lengua, su torpeza y su fragilidad, constitutivas de toda materia en continuo estado de transfiguración (La Materia): qué apiración de una por él lograda.

    ResponderEliminar