martes, septiembre 24, 2013

Robinson Quintero / Dos poemas



El poeta da una vuelta a una piedra

El poema es según quien lo camina

Un poema de Keats
por ejemplo
pasea con un espíritu suspendido
en la sensación de lo efímero

Mientras camino y pateo una piedra
calle arriba un trozo de piedra
me digo:

si Keats pateara esta piedra
es probable que en un punto de su travesía
apuntara en su cartera

¿es esta piedra una visión 
o un sueño de vigilia?

Keats -según Byron-
cuando salía de ronda con las calles
era también inasible
casi repentino

Un hombre demasiado flaco
con una piedra en el bolsillo
sin que la piedra le impidiera caminar



Pintura con pájaro

Todo el color del lienzo es nieve.

Nieve sobre las cumbres, por las colinas, en los bajos tejados de la casa solitaria.

En el camino que se curva y que nadie recorre, nieve.

Y en el recodo de un río un árbol pelado de hojas sostiene apenas sus varas.

Y sobre una de las varas una pequeña mancha roja.


Robinson Quintero (Caramanta, Colombia, 1959), Los días son dioses, Universidad Externado de Colombia, Bogotá, 2013

No hay comentarios.:

Publicar un comentario