viernes, septiembre 23, 2011

Guido Cavalcanti / Por los ojos hiere...






XXVIII

Por los ojos hiere un espíritu sutil
que hace en la mente un espíritu soplar,
por el que mueve el espíritu de amar
que a cada espíritu pequeño hace gentil.
Espíritu inferior no puede allí caber:
puede tanta virtud ese espíritu mostrar.
Es espíritu tal que hace temblar.
Espíritu que hace humilde a la mujer.
Y después de ese espíritu se mueve
un otro dulce espíritu süave
al que sigue un duende de mercé:
espíritu que entró, espíritus llueve,
pues de cada espíritu tiene la llave
por virtud de un espíritu que él ve.

Guido Cavalcanti (Florencia,1250-1300), Rimas. Versiones de J. Aulicino. Selecciones de Amadeo Mandarino, Buenos Aires, 2006


XXVIII


Pegli occhi fere un spirito sottile,
che fa ’n la mente spirito destare,
dal qual si move spirito d’amare,
ch’ogn’altro spiritel[lo] fa gentile.


Sentir non pò di lu’ spirito vile,
di cotanta vertù spirito appare:
quest’ è lo spiritel che fa tremare,
lo spiritel che fa la donna umìle.


E poi da questo spirito si move
un altro dolce spirito soave,
che sieg[u]e un spiritello di mercede:


lo quale spiritel spiriti piove,
ché di ciascuno spirit’ ha la chiave,
per forza d’uno spirito che ’l vede.

Ilustración: The Soul of the Forest, 1898, Edgar Maxence

1 comentario: