viernes, julio 08, 2011

Denise Levertov / La escalera de Jacob




La escalera de Jacob

La escalera no es
una cosa hecha de hebras relucientes
una evanescencia radiante
para los pies de los ángeles que sólo la atisban a su paso, y
no necesitan tocar la piedra.

Es de piedra.
Una piedra rosada que adquiere
un matiz de encendida suavidad
sólo porque detrás de ella el cielo es un dudoso,
un dudable gris noche.

Una escalera de ángulos
marcados, sólidamente construida.
Una que garantiza que los ángeles tengan que saltar
de un escalón al siguiente, con una leve
agitación de alas:

y un hombre que la suba
tiene que rasparse las rodillas, y poner en juego
la capacidad de agarre de sus manos. La piedra tallada
es un consuelo para sus pies que tantean. Lo rozan alas que pasan a su lado.
El poema asciende.

Denise Levertov (Ilford, Reino Unido, 1923-Seattle, EE.UU., 1997). Traducción de Mirta Rosenberg, Diario de Poesía n° 82, junio-diciembre 2011

N. del E.: La traductora consigna una nota de Levertov (Notebook, 1997), que permite suponer que una pintura de la iglesia de Santo Domingo en Oaxaca es la que se describe en el poema. El patriarca Jacob soñó con una escalera por la que subían y bajaban los ángeles, luego de una pelea con su hermano Esaú. Despertó del sueño y con la piedra que le servía de almohada fundó el templo de Betel (Génesis, 28:10-22). La Escalera fue imaginada por algunos artistas de manera diversa: luminosa, en el caso de Blake; de madera, en el de Edward Burne-Jones.

The Jacob's Ladder

The stairway is not
a thing of gleaming strands
a radiant evanescence
for angels' feet that only glance in their tread, and
need not touch the stone.

It is of stone.
A rosy stone that takes
a glowing tone of softness
only because behind it the sky is a doubtful,
a doubting night gray.

A stairway of sharp
angles, solidly built.
One sees that the angels must spring
down from one step to the next, giving a little
lift of the wings:

and a man climbing
must scrape his knees, and bring
the grip of his hands into play. The cut stone
consoles his groping feet. Wings brush past him.
The poem ascends.

1961

Ilustración: The Jacob's Ladder, 1800, William Blake

19 comentarios:

  1. No es un comentario para publicar, por favor, simplemente unas observaciones para sacar el máximo provecho del texto de Levertov.

    La traducción quedaría mejor con un poquito más de valentía. Con la misma valentía que demuestra Ud. en sus propios poemas. Esa valentía que le permitiría ser más expresivo en la traducción y menos forzado.
    Ejemplo: ¿Es necesario realmente "que pasan a su lado"? Ya sé que el original dice "brush past him", pero aquí puede Ud., como poeta que es, interpretar más. "Lo rozan unas alas/ unas alas lo rozan/, siente el roce de unas alas...", cualquiera de ellas es más expresiva y no contradice en absoluto el original.

    Lo mismo con el "agarre"... la idea puede expresarse de una forma más poética y delicada sin ceñirse tanto a las palabras del original.

    Por favor, no se enfade y le pido que no me publique el comentario...

    Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Lo que quería decirle es que no tenga miedo, que si se separa más, si no tiene tanto miedo a separarse de las palabras del inglés (cuando traduce del italiano es Ud. siempre mucho más libre...) las traducciones van a ser mucho más expresivas. Más se traiciona al pegarse a las palabras sin ver la idea, que al contrario, buscando una interpretación (siempre desde los cauces razonables) y vertiéndola como poeta que es Ud. No en vano esperamos que sean Uds. los poetas quienes realicen las traducciones de poesía porque confiamos en eso precisamente...

    ResponderEliminar
  3. Perdón, ya he visto que la traducción no es suya... disculpe... pero sigo siendo de la misma opinión, por mucho que adore la poesía de Mirta Rosenberg y muchas de sus traducciones, aquí había que despegarse más.
    De hecho, me extraña esta traducción por parte de Rosenberg, que suele acertar muchísimo y es una excelente traductora.

    Muchas gracias y perdone de nuevo.

    ResponderEliminar
  4. Me quedo, definitivamente, con la de Zaidenwerg:

    http://zaidenwerg.blogspot.com/2008/07/la-escalera-de-jacob-denise-levertov.html

    Ya está, ya me marcho...

    ResponderEliminar
  5. Recibí varios comentarios anónimos con opiniones atendibles sobre esta traducción y pedido de no publicación. Es una pena a) que el autor tenga ese prurito b) que sea anónimo. El comentario publicado, no sé si del mismo autor, también es anónimo, como puede verse. Uno de los grandes inconvenientes del anónimo es este.

    ResponderEliminar
  6. Le pedía que no los publicara porque pensé que la traducción era suya y que era más adecuado dirigirme a Ud.,puesto que estaba juzgando una traducción que creía suya...

    Me disculpo. Y gracias por todo.

    Mis argumentos los sigo manteniendo, pero no hacen al caso ya porque partían de la base de que la traducción era suya...

    Y sí, todos los comentarios son de la misma persona, también el publicado.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  7. Pero si Ud. estima que deben publicarse, acato su decisión... y de verdad, perdone. No quería darle la tabarra...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. ambas traducciones tienen lo suyo, a su modo, resuelven con mayor o menor precisión.
    es comprensible que como lectores sintamos mayor afinidad por una u otra, o por partes de una u otra.
    'definitivamente' suena algo excesivo.
    tampoco comprendo por qué el pedido de no publicación.

    silvia camerotto

    ResponderEliminar
  9. Publiqué comentarios del anónimo que escribió sobre la traducción de Mirta Rosenberg, anteriores y posteriores al comentario en que autoriza la publicación. Estimo que las observaciones, dirigidas a mí en la creencia de que era yo el autor de la versión, luego se revierten hacia la traductora, y son observaciones que justifican la preferencia del anónimo por la versión de zaindenwerg. Por mi parte,"definitivamente" en este caso me quedo con la de Rosenberg sin que esto implique desdén por la de zaindenwerb ni por el gran trabajo de traducción que hace. Lo que el anónimo ve como defectos, lo veo como virtudes

    ResponderEliminar
  10. gracias. está más claro ahora.
    no me parece que rosenberg no acierte en esta traducción, ni que 'agarre' sea menos poético, por el contrario, es contundente, o que la inclusión de 'que pasan a su lado' sea un desacierto.
    con qué criterio se puede decir que algo es más o menos poético, si no es la afinidad y el gusto personal?

    ResponderEliminar
  11. Comprendo lo que dicen, simplemente sigo creyendo que hay demasiado, demasiado apego al "palabra por palabra" en inglés y que haría falta mayor distancia para tomar la idea global. Y Uds., que tambiént traducen, y cuyas traducciones yo también leo diariamente, practican también esto que intento ilustrar.

    El ceñirse tanto al "palabra por palabra" hace perder la idea: puro árbol y falta de bosque.

    Especialmente en la idea del agarre. ¿Uds. lo dirían así de verdad? ¿Es esa la idea del original? Yo no lo diría así ni lo creo. Yo diría, de modo pedestre, que la idea aquí es "hace necesario que se sirva de sus manos, que busque agarrarse, hace imprescindible la intervención de las manos". Esa es la idea, luego ya hay maneras poéticas de expresarlo, yo no soy poeta, ahí no entro.

    ¿Y qué ha pasado? Que hay un "grip into play" y ya está... que la traductora se ha ceñido meramente a las palabras.

    Y lo mismo con las alas.

    En fin, pero son meras apreciaciones, y como Sibila dice, es el gusto el que manda.

    Gracias por permitirme expresar mi opinión.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Por cierto, repito que admiro profundamente las traducciones de Rosenber, excelente traductora y magnífica, magnífica poeta... pero aquí no acierta, en mi opinión.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  13. Y otra cosa, a Sibila y al Sr. Aulicino, sobre la precisión: ¿qué es precisión en traducción poética? Y lo pregunto con toda humildad, porque yo no me dedicio a esto. Para mí, la precisión va más allá de las meras palabras del original. Es la idea la que hay que transmitir con precisión, y luego, añadir o conjugar los valores que estimemos poéticos en la lengua meta...

    ¿Cómo lo ven Uds.?

    Mi crítica a la traducción va por ahí: por una falta de precisión en la idea y un exceso de precisión en la mera palabra...

    Muchas gracias y estaría muy feliz si pudieran explicarme cómo lo ven Uds.

    ResponderEliminar
  14. "practican esto que quiero ilustrar", me refiero a que también se alejan para poder transmitir la idea...
    uff, qué difícil es ser clara.

    ResponderEliminar
  15. literalidad/paráfrasis: en la barra intermedia está la traducción. en lo posible, más inclinada a la literalidad. en este caso, no puedo juzgar si hay equilibrio o el equilibrio se ha roto de modo no satisfactorio. el inglés no es mi segunda lengua. me quedo con el resultado, satisfactorio en castellano, aun con las durezas que señala el/la anónimo/a. la versión en sí misma es lo único que puedo juzgar, debido a esa falencia mía.

    ResponderEliminar
  16. Gracias, es decir, Ud. es más bien partidario de inclinarse hacia la literalidad... posición que no comparto, pero que respeto, por que no creo que la literalidad radique en la transmisión precisa de las palabras, sino en la transmisión exacta de las ideas. Y para eso, hay que traicionar la el "palabra por palabra" del original.

    Por cierto, disculpen las erratas: "Rosenberg", debería decir en uno de mis comentarios, la premura al teclear es la culpable.

    Soy anónima.

    Gracias, le prometo que ya pongo final a mis intervenciones.

    ResponderEliminar
  17. estimado anónimo:
    por lo pronto, la precisión no existe como tal. cada lengua es intransferible, de modo que como mucho alcanzamos una aproximación, más o menos lograda.
    con respecto al bosque, tiene sus inconvenientes. no olvidemos que fue allí donde caperucita se encontró con el lobo. la excesiva interpretación puede llevarnos lejos del original y terminaremos diciendo algo bastante diferente de lo que el poeta quiso decir.
    por último, la traducción literal muchas veces no acierta, pero esta ocurre en general por desconocimiento de la lengua. no hace mucho leí una traducción donde pock-marked wasteground se traduce por basurero poceado. eso es lo que dice palabra por palabra. sin embargo, la palabra que hubiese elegido para esto es baldío. un basurero poceado es una resolución literal y algo rebuscada.
    un saludo cordial,
    silvia camerotto

    ResponderEliminar
  18. Gracias, Sra. Camerotto. Me ha gustado muchísimo el ejemplo que ha puesto de un caso de apego total a la literalidad de las palabras.
    A veces es desconocimiento de la lengua, totalmente de acuerdo con Ud. Otras veces, es simplemente temor, como si las soluciones de un español más natural o más poético no fueran a ser suficientes, o estuvieran en desventaja para expresar lo dicho en la lengua original.

    Tiene Ud. razón con lo del bosque. Yo no hablo de sobreinterpretar, sino de captar la idea, más allá de las meras palabras con las que se expresa. Le remito al ejemplo del agarre, que yo creo que es perfecto... no es desconocimiento de la lengua de la traductora, que me consta que es una magnífica traductora y muy buena conocedora del inglés. Es, sencillamente, falta de extracción de la idea, sin sobre interpretaciones, claro está.
    Lo mismo en el caso de las alas.

    Gracias, muchas gracias a ambos por haberse detenido a debatir estos temas conmigo.

    Un saludo muy cordial.

    ResponderEliminar
  19. Agrego otro ejemplo: en un documental, el subtitulado (al hablar de Mallarmé) decía Mal armado..., Irene

    ResponderEliminar