lunes, junio 13, 2011

Santiago Kovadloff / En blanco



En blanco

Me detengo sin saber cómo seguir.
¿Adónde iba?
Dejé mi mesa,
fui hacia la puerta decidido,
y a mitad de camino,
fulminado por la duda,
me detuve.
¿Adónde iba? ¿Adónde?
No sé, ya no recuerdo,
qué quería, qué buscaba.

Vuelvo a la mesa demolida por la fuerza
de esta ley que me fragmenta
y me ciega con la luz
y en lo oscuro me delata.
Me siento sin estar, sin entender;
suena el teléfono, atiendo
con la urgencia del que busca guarecerse.
Con voz templada digo hola,
pregunto quién me habla, no contestan.
Digo quién soy
como si lo supiera.
Nadie contesta y vuelvo a preguntar
y nadie dice nada. Nadie calla.
Nadie aguarda en el teléfono
que el día me deshaga.


Santiago Kovadloff (Buenos Aires, 1942), Ruinas de lo diáfano, Nuevo Hacer, Buenos Aires, 2009

Foto: Kovadloff Fundación Konex

3 comentarios:

  1. el final de este
    auuuuuuuuuu!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. excelente poema!
    El blog es realmente muy completo ¡felicidades!

    ResponderEliminar
  3. Gracias por comentar la poesía de este hombre, es mucho más sostenible que otras intervenciones politológicas de su autoría... flota esa idea de ser el filósofo oficial de un sistema o de un partido, pésimo para la filosofía...
    Atte/

    ResponderEliminar