sábado, julio 03, 2010

Eduardo Ainbinder / Es falta de esperanza...




La imprevisión

es falta de esperanza,
es desnivelar la balanza
pensar que nada le va a ocurrir
a quien propone mantener
una correspondencia con el mundo
en donde todas las faltas
y desatenciones intelectuales
corren por su cuenta y cargo,
además adopta los adjetivos
que menos corresponden al sujeto,
la falta de lógica más elemental;
a ninguna cosa por su nombre llama,
nombra en forma solapada a quien más ama
y aunque sea del todo impostergable
nada registra con apodo perdurable
e incólume, siempre igual a sí mismo
llama a la imprevisión con eufemismo:
“Despertar en lugares imprevistos,
ni siquiera en sueños entrevistos”.

Eduardo Ainbinder (Buenos Aires, 1968), inédito

Ilustración: Vista desde la ventanilla de un carruaje, 1901, František Kupka

3 comentarios:

  1. Tal vez sólo me reste esperar que se abran para mí -y en mi contra- las puerats del Purgatorio.

    ResponderEliminar