jueves, julio 15, 2010

Mary Oliver / Garza




La garza

Todas las veces
salvo una
los pececitos
y las ranas con lunares
reconocen
las patas de bambú
de la garza
a partir de las finas
y pulidas cañas
en los bordes
del sedoso mundo
de agua.
Luego,
en su última pulgada de tiempo,
ven,
por un instante,
la blanca espuma
de sus hombros
y la blanca curva
de su panza
y la blanca llama
de su cabeza.
¿Qué más se puede decir
de semejantes nadadores salvajes?
Estaban acá,
en silencio,
ya desaparecieron, habiendo saboreado
el terror puro.
Por eso inventé palabras
con las cuales pararme atrás,
en la orilla verde-
con las cuales decir:
¡Miren! ¡Miren!
¿Qué es esa muerte negra
que se abre
como una blanca puerta?

Mary Oliver (Maple Heights, Ohio, 1935), versión de Tomás Maver
Gentileza de Natalia Litvinova

The Egret
Every time / but one / the little fish / and the green / and spotted frogs / know / the egret’s bamboo legs / from the thin / and polished reeds / at the edge / of the silky world / of water. / Then, / in their last inch of time, / they see, / for an instant, / the white froth / of her shoulders, / and the white scrolls / of her belly, / and the white flame / of her head. / What more can you say / about such wild swimmers? / They were here, / they were silent, / they are gone, having tasted / sheer terror. / Therefore I have invented words / with which to stand back / on the weedy shore — / with which to say: / Look! Look! / What is this dark death / that opens / like a white door?

Foto: Mary Oliver, 2007 JP Taylor

1 comentario:

  1. muy bueno el blog, gracias por las traducciones que encontre.

    ResponderEliminar