martes, noviembre 05, 2013

Pierre Joris / El trabajo de Al-Ishk











vuelve a nuestras más tempranas formas líricas
y vía tratados árabes
sobre medicina griega
revisitados por Bizancio
alcanza Proenza así
Guillermo IV de Aquitania
"Fara un vers de dreyt nien"
hará un poema de pura nada
pues la nada es la sombra del amor
y los pasos de Al-Ishk son los siguientes:

"-el primero es llamado aprobación. Esta etapa es reforzada lentamente a medida
que el paciente se recuerda a sí mismo las bellezas y cualidades del amor. Esto
conduce a

"-la etapa de afecto, la cual, fortaleciéndose a sí misma mediante el ver y el oír se
transforma en

"-pasión. Ahora estamos ya en el 'Al-Ishk' donde la imaginación del que ama
nunca es libre del objeto y donde la contemplación y la memoria del objeto de su
amor nunca deja sus pensamientos y su mente. La mente es desviadaa de su rol
de dirigir las energías del cuerpo, y el amante es apartado del comer y del beber
tanto como del pensar, recordar, imaginar y dormir.

"-Y la pasión entonces se transforma en folie de amour y en ese estado no hay
espacio en la mente del amante para ninguna otra cosa más que la imagen de su
amor, y si este estado perdura, se transforma en

"-la estupefacción del amor la cual no puede ser sanada, en la cual la verdadera
naturaleza del amante cambia, donde nada más puede hacerse. Él se habla a
sí mismo. No sabe lo que dice o hacia dónde va. Los médicos ya no pueden
ayudarlo."

Lo compuse mientras dormía sobre un caballo
dice Guillermo
no sé la hora de mi nacimiento
no estoy triste ni alegre
ni alocado ni manso
no puedo ser de ninguna otra manera

donado en la noche por un ada
sobre una alta montaña
y
no sé si estoy dormido o despierto
a menos que me lo digan

...

He hecho este verso no sé con qué
y lo trasmitiré a alguien
que lo trasmitirá a alguien más
durante todo el camino a Poitiers
así él puede enviar
la contra-clave.

*

Al-Ishk, ella se maravilló la noche pasada,
esa enfermedad de la pasión
esa enfermedad hasta la muerte
junta todas esas letras árabes
tan difíciles de pronunciar
para un europeo

grupos de consonantes que no
puedo abarcar con mi boca,
golpean en la garganta
producen náuseas -ese tú claramente
tú y yo

Oh danos
vocales, melodías, dulce
agua que fluya
entre la dura roca,
hazlo un paisaje habitable,
dale también
un invierno para que
pueda haber una primavera
ab la dolchor
donde los pájaros reverdezcan en las ramas
desde Arabia Deserta hasta Proensa
sigo mi lectura
un camello sintiendo el agua
una estación adelante
como meses de primavera por delante
percibo en el inhospitalario y
helado azul del cielo de hoy.

Pierre Joris (Strasburgo, 1946), Revista El Navegante, Año IV, Número 4, Universidad del Desarrollo, Santiago de Chile, 2012
Versión de Claudio Archubi

Foto: Pierre Joris, París, 2007, por Katia Feltrin en pierrejoris.com 

1 comentario:

  1. Estupefacto de amor, los médicos no pueden ayudarle pero aún así la ortografía es importante.

    ResponderEliminar