sábado, noviembre 23, 2013

Georges Bataille / De "El ser indiferente nada es"














VI

Las palabras del poema, su indocilidad, su número, su
insignificancia, conservan en el corazón el instante impalpable,
beso lentamente posado en la boca de una muerta,
dejan el aliento suspenso en lo que ya nada es.

La transparencia del ser amado, milagrosa indiferencia,
lo que extravía, extraviado en el cristal incontable de la luz;
no pensar en ello nunca más.

Georges Bataille (Billom, 1897-París, 1962), Lo Arcangélico y otros poemas, traducción de Pilar Ruiz Va, Visor, Madrid, 1999, edición no bilingüe

3 comentarios:

  1. Alicia Silva Rey23 noviembre, 2013 10:23

    Un poema perfecto para mí en este día: lúcido.

    ResponderEliminar
  2. Mi primer acercamiento a Georges Bataille y he quedado perplejo.
    Un abrazo desde México.

    ResponderEliminar
  3. La palabra, sucedáneo del beso....

    ResponderEliminar