sábado, agosto 04, 2012

Alberto Cisnero / Escribir




Escribir

Escribir o pasear por el camposanto,
de acuerdo, es estar solo para
siempre, no hallar más a donde volver,
aunque me expida a usted, padre,
como a una lluvia cercanísima,
o que yo implique la única sílaba
por la cual sacar el facón; lo cite.


Alberto Cisnero (La Matanza, 1975), "Los dados de la muerte", El límite de la materia, Ediciones Ruinas Circulares, Buenos Aires, 2012

Ilustración: Oda a Lluís Maria Xirinacs, 1976, Joan Brossa y Antoni Tàpies

4 comentarios:

  1. A la flauta, qué bueno. Gracias

    ResponderEliminar
  2. Qué extrano. Un chirrido o una nueva armonía. Nueva poesía con modos viejos

    ResponderEliminar
  3. Extraño, un chirrido o una nueva armonía. Un poema moderno con modos viejos

    ResponderEliminar